Inicio Noticias Un método de explotación subterránea que promete multiplicar la producción

Un método de explotación subterránea que promete multiplicar la producción

8 minuto leer

Tulio-Antezano

Ante un panorama incierto para los proyectos mineros –que va desde la caída de los precios hasta las trabas burocráticas a las inversiones–, ¿qué pueden hacer las mineras para mejorar su producción? Un método subterráneo de explotación, usado con fuerza en Chile, es una de las mejores alternativas, según Tulio Antezano, asesor externo de Ferreyros.

Se trata del block caving (o hundimiento por bloques), que en el país vecino –destaca el experto– ha permitido aumentar considerablemente la extracción de cobre, su principal mineral. “A nivel mundial la conflictividad es alta debido a que la minería en superfi cie es la más contaminante –explica Antezano–. Por eso, los investigadores han visto en la actividad subterránea una oportunidad para producir a gran escala, al igu|al que la minería a tajo abierto”.

El gran cambio

El Perú cuenta con una gran cantidad de minas subterráneas, pero su producción es muy baja, afirma Raúl Hidalgo, gerente de BCK Contratistas Generales. “Nuestras minas producen, en promedio, de 3 a 5 mil toneladas por día. Cerro Lindo, la más grande de las subterráneas, apenas alcanza las 15 mil toneladas por día. En Chile, en cambio, El Teniente extrae más del 30 mil toneladas por día”, comparó Hidalgo.

La mina subterránea más pequeña que usa el block caving extrae como mínimo 40 mil toneladas diarias -precisa Hidalgo-, La más grande, al menos 200 mil toneladas (ver Otrosí digo).

Incursión al Perú

El block caving es un método de explotación de minado masivo que se vale de la gravedad para extraer minerales de baja ley, y que es utilizado básicamente en grandes depósitos de oro y cobre.

David Córdova, gerente de DCR Ingenieros, asegura que no existen antecedentes de su utilización en el Perú. Sin embargo, las mineras ya le ponen atención. “En los nuevos proyectos se están haciendo los primeros intentos. Sé que Antamina, cuando llegue a su etapa final, va a usar block caving”, dijo.

De acuerdo al especialista, La Arena de Rio Alto (La Libertad) y Coroccohuayco de Glencore (Cusco) vienen realizando estimaciones para utilizar el método. “Hace poco hice una evaluación en Coroccohuayco y vi que es factible”, contó Córdova. ¿Por qué no se aprovecha en el Perú? Para Antezano, el principal motivo es la falta de difusión. “Se habla poco del tema. En Chile el conocimiento sobre él es mucho mayor”, dice.

Sin embargo, Córdova apunta que en épocas pasadas no existían grandes yacimientos especiales para este tipo de explotación como en Chile: “Nuestros yacimientos eran pequeños o vetas. Ahora se están descubriendo más grandes, donde es posible aplicarlo”.

Finalmente, está el costo inicial y el tiempo que requiere, asegura Leopoldo Monzón, gerente general de Proesmin. “Implica entre tres y siete años. Por ello se opta por métodos alternativos como la extracción a tajo abierto”, aseguró.

Pero Antezano discrepa con Monzón en ese punto: “Es una inversión fuerte, pero es menor que utilizar el tajo abierto”. El aumento de la producción, en cambio, no tendría discusión.

OTROSÍ DIGO

Ventajas. El principal beneficio es el aumento de la producción, afirma Raúl Hidalgo: “Una mina que extrae 5 mil toneladas diarias puede multiplicar la cifra y llegar a 50 mil toneladas tranquilamente”. También reduce los costos, ante el aumento de la velocidad de extracción. “Por ejemplo, el corte y relleno, un método utilizado en el país, cuesta de 20 a 70 dólares por tonelada. El block caving apenas llega de 1 a 2 dólares: una gran diferencia”.

UNA SUGERENCIA PARA MINAS ATAJO ABIERTO

Una buena apuesta son las explotaciones simultáneas
Las minas a tajo abierto suelen migrar al minado subterráneo al finalizar su vida económica. Ello debido a que, a grandes profundidades, sus costos aumentan considerablemente. Sin embargo, el ingeniero Tulio Antezano, asesor externo de Ferreyros, anota que las firmas podrían realizar explotaciones simultáneas y ahorrar tiempo en trámites para gestionar la apertura de una nueva operación. “Abrir una mina toma mucho tiempo. Por ejemplo, el proyecto Conga sigue sin operar. En estos casos, creo que las mineras podrían aprovechar los permisos que ya tienen y operar en su mismo terreno, sin necesidad de invadir nuevas zonas”, dijo. Que evalúen sus reservas subterráneas para explotar- las de forma simultánea en el mediano plazo es la sugerencia de Antezano para las firmas con minas a tajo abierto.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Rebeca Ampudia Belling
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

(OPINIÓN) Mónica Belling: “GERENS y el IIMP pusieron el cascabel al gato”

ProActivo Por Mónica Belling Certero. Así puede ser calificado el estudio plasmado en el l…