Inicio Economía Venta de vehículos en Perú cayó 9 % en el 2015

Venta de vehículos en Perú cayó 9 % en el 2015

10 minuto leer
Foto: Gestión
Foto: Gestión

Para el año 2016 el Scotiabank proyecta que la venta de vehículos nuevos se mantenga alrededor de las 170 mil unidades, resultado explicado por la recuperación de la venta de vehículos ligeros debido a una proyectada mejora en las expectativas del consumidor.

La venta de vehículos nuevos en el 2015 estaría alrededor de las 170 mil unidades, 9% menos respecto al año 2014, proyectó el banco Scotiabank.

Esta evolución negativa, por segundo año consecutivo, estaría explicada por la caída de todas las líneas que conforman el sector, señaló el analista de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

En detalle, se registraría una menor venta de vehículos ligeros –representa el 75% del sector debido a una menor confianza del consumidor, tendencia alcista en el tipo de cambio que retrasa las decisiones de compra y un efecto base debido a la realización del Motorshow a finales del 2014.

Asimismo, se registraría una caída en la venta de vehículos comerciales y pesados, ello debido a una menor demanda por parte de sectores minería y construcción.

Anotó que durante este año se observaron mayores promociones en precio debido a la venta de unidades que no se colocaron en el 2014.

Por segmentos, durante el 2015 la venta de vehículos ligeros caería. Esta línea de vehículos se vería afectada principalmente por una menor venta de autos compactos, unidades ligeras con motores de hasta 1,500 centímetros cúbicos que representan cerca del 50% de la línea.

Este comportamiento sería explicado por:
i) caída en la confianza del consumidor, desde finales del 2014,
ii) el incremento del tipo de cambio sol/dólar, generando incertidumbre respecto al precio de las unidades importadas, y
iii) al efecto base que se registraría en los últimos meses del año, debido a la mayor venta de unidades a finales del 2014, realización del Motorshow.

Estos tres factores también estarían incidiendo en el desempeño de los otros dos segmentos, de autos ligeros con motores de hasta 1,500 centímetros cúbicos y autos SUV, tomando en cuenta que su precio es más elevado respecto al precio de los autos compactos.

Por lo antes mencionado, el Scotiabank espera cerrar el 2015 con una caída en ventas de poco más de 7% respecto al año 2014.

La venta de vehículos comerciales estaría siendo afectada por una menor comercialización de camionetas pick up, poco más del 60% del total de ventas del segmento, debido a una menor demanda, especialmente por parte del sector minero que requiere este tipo de unidades para desplazarse en zonas de difícil acceso.

Es por ello que en este segmento que el banco espera una caída en ventas cercana al 11% respecto al 2014, señaló Asmat en el Reporte Semanal de la entidad financiera.

La venta de vehículos pesados en el 2015 caería cerca de 15% respecto al 2014. Este resultado sería producto de una menor demanda por parte de firmas vinculadas al sector construcción y minería, que demanda unidades de gran tonelaje.

A ello se sumaría la menor renovación de unidades por parte de empresas vinculadas a los sectores de transporte de carga, agroindustria, comercio y logística.

La menor venta de ómnibus sería explicada por la menor renovación de flotas por parte de empresas de transporte interprovincial, inclusive para transporte privado de personal; empresas de transporte urbano, ante problemas para la implementación de planes de ordenamiento vehicular; y, empresas de turismo; es por ello que para el 2015 proyecta una caída del 18% respecto al 2014.

Próximo año
Para el año 2016 el Scotiabank proyecta que la venta de vehículos nuevos se mantenga alrededor de las 170 mil unidades.

Este resultado estaría explicado por la recuperación de la venta de vehículos ligeros debido a una proyectada mejora en las expectativas del consumidor, especialmente a partir de la segunda mitad del año cuándo se haya superado el ciclo electoral.

A ello se sumaría el impulso de ventas mediante diversas estrategias como: bonos de descuento, promociones y precios competitivos, a lo que se adicionaría la realización del Motorshow en noviembre del 2016.

No obstante, un alza del dólar mayor a la esperada podría afectar la demanda de este segmento pues la gran mayoría de los potenciales clientes percibe sus ingresos en soles.

De otro lado, previó que la demanda de vehículos comerciales y pesados mantendrá una relativa debilidad asociada a la caída de la inversión privada, en especial durante la primera mitad del año.

En ese sentido, si bien el banco espera una mayor demanda de estas unidades vinculadas a proyectos de infraestructura, como la Línea 2 del Metro de Lima o el Gasoducto Sur Peruano (GSP), ésta no sería suficiente para compensar las menores adquisiciones del sector minero, puesto que proyecta una caída de 12% en la inversión en minería durante el 2016.

Por último, la demanda de ómnibus dependerá en gran medida del avance del proceso de ordenamiento del transporte urbano en las principales ciudades del país, lo que permitiría una renovación de flotas, así como la culminación del ciclo electoral que permitiría retomar la renovación de flotas por parte de empresas de transportes interprovincial de pasajeros.

(Fuente: Gestión)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Producción de energía eléctrica creció 3,9% en junio

ProActivo En junio del presente año, la producción nacional de energía eléctrica aumentó 3…