Inicio Noticias Gobierno extiende plazo para evaluar iniciativa de Milpo sobre Michiquillay

Gobierno extiende plazo para evaluar iniciativa de Milpo sobre Michiquillay

9 minuto leer

 

micjhiquillayyy

Cuatro proyectos mineros en stand by: cuál es su situación

El viceministro de Minas, Guillermo Shinno, indicó que se ha extendido el plazo para la evaluación de la iniciativa privada presenta por Compañía Minera Milpo por el proyecto cuprífero Michiquillay, devuelto al Estado en el año 2014, tras estar en manos de Anglo American, periodo en el cual se podrían presentar otras iniciativas.

Explica que la ampliación obedece al cambio en el Gobierno que se realizó en los últimos meses y que la empresa se encuentra en conversaciones con ProInversión, que viene evaluando la IPA (iniciativa privada autosostenible), luego de que el Estado a través del Ministerio de Energía y Minas, declarara de interés el proyecto.

Una vez que ProInversión decida sacarlo a licitación o hacer público el proyecto, se deberá ver si hay otros inversionistas interesados en el mismo que puedan mejorar la propuesta presentada por Milpo.

Shinno indicó que son varias alternativas las que ha planteado Compañía Minera Milpo, como empezar con cierta capacidad de la planta para luego crecer de forma escalonada; cada etapa tiene sus propios costos, dependiendo de eso se va a ver la inversión.

El proyecto Michiquillay, ubicado en Cajamarca, se perfila como uno de los depósitos de cobre más importantes del país, con una inversión estimada US$ 1,000 millones.

Milpo también está a la espera de que el proyecto de cobre Magistral (Áncash), obtenga durante este año la aprobación de su estudio de factibilidad y el EIA.

Magistral corresponde a un yacimiento del tipo pórfido de cobre y molibdeno de similares características al de Antamina. En este proyecto se invertiría unos US$ 480 millones y se estima producirá 30,000 toneladas de cobre y molibdeno por día.

La Granja y El Galeno
El proyecto de cobre La Granja, ubicado en Cajamarca, a cargo de Rio Tinto, requiere de tiempo para evaluar la factibilidad del proyecto. Y es que este se encuentra ubicado en una zona un poco complicada, que no haría rentable al proyecto, comentó Shinno.

El viceministro tiene conocimiento de que hay avances importantes a nivel de estudios piloto, pero aún la empresa estaría viendo la viabilidad de proyecto.

La Granja, considerado el mayor depósito de cobre sin explotar de América Latina, demandaría una inversión de unos US$ 1,000 millones.

Se sabe que el contrato de concesión entre Rio Tinto y el Estado peruano está vigente hasta finales del 2016, por lo que hasta esa fecha tendría plazo para entregar los estudios de factibilidad por el proyecto La Granja.

Otro proyecto en Cajamarca que en estos momentos se encuentra en stand by es el de cobre y oro El Galeno, a cargo de Lumina Copper, que tiene como principal accionista a la china Minmmetals, que es a su vez accionista mayoritario en Las Bambas.

En este caso, si bien los inversionistas han reconocido que el proyecto es rentable, en los últimos años decidieron darle prioridad a Las Bambas. El viceministro considera que ahora que este último está en producción y, por tanto, están recuperando inversión, los accionistas puedan retomar El Galeno.

En Lumina Copper están a la expectativa del desarrollo del proyecto Michiquillay, aledaño a El Galeno, pues consideran que podrían establecer sinergias con Milpo de obtener el proyecto. De retomar actividades de exploración en El Galeno, Lumina Copper deberá actualizar estudios.

La inversión estimada en la construcción de este (incluyendo un mineroducto) es de US$ 3,500 millones y se proyecta una producción de
200,000 toneladas de cobre por año, en los primeros cinco años.

Los nuevos proyectos
Otros proyectos enfrentaron otro tipo de dificultades para avanzar, como Ollachea que tuvo un problema societario que ya ha sido superado, agrega Shinno, quien agregó que el Ejecutivo no pudo tener ningún tipo de intervención en la disputa surgida entre los accionistas de Minera IRL.

Ollachea ya tiene el permiso para construir, ya tiene además su Estudio de Impacto Ambiental aprobado. El viceministro sostiene que la empresa está detrás de un crédito, pero la construcción de la mina de oro en Puno se inicia en el 2017. Igualmente, ha retomado su interés por la exploración y evalúa cotizar en la Bolsa de Valores de Lima.

Proyectos como Corani, de plata en Puno, ya tienen un estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado. “Entiendo que han solicitado la autorización de construcción y por el tamaño estarían produciendo en dos años. Es un proyecto importante, alrededor de US$ 800 millones”, detalló el viceministro.

En el caso de Zafranal, a cargo AQM Copper, localizada en Arequipa, se estima que para mediados del 2017 podrían iniciar la construcción, pues están trabajando en su estudio de impacto ambiental (EIA). Aquí la inversión estimada en esta mina de oro y cobre es de US$ 1,100 millones.

Y para cerrar este paquete de siete proyectos, está San Gabriel, el proyecto aurífero de Buenaventura en Moquegua. La construcción del mismo debe empezar en el 2017. El año pasado terminaron el estudio de factibilidad y a fines de este año deben de contar con la aprobación de su EIA.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Kenneth Vargas
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Buenaventura dice que megaproyecto Conga no está en agenda de corto plazo

Buenaventura, la mayor productora de metales preciosos de Perú, no tiene planeado reactiva…