producción de cobre

Los precios del cobre y el aluminio repuntaban el viernes tras dos días de descensos, impulsados por la escasa oferta, las esperanzas de más estímulos de China y la firmeza del petróleo.

A las 1115 GMT, el cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0,5%, a 10.358 dólares la tonelada, mientras que el aluminio subía un 1%, a 3.417 dólares.

“Los metales básicos han seguido en cierta medida lo que ocurre en los mercados energéticos, entre otras cosas porque eso hace subir sus costos”, dijo Caroline Bain, de Capital Economics.

“La oferta de la mayoría de los metales es limitada, las existencias son escasas, por lo que prevemos que los precios se mantendrán altos durante la mayor parte de este año, incluso pese a la desaceleración de China”, agregó.

Bain dijo que los precios de los metales también podrían verse respaldados por el optimismo sobre grandes medidas de estímulo en China, aunque Capital Economics era cauteloso al respecto. “Por ahora nos mantenemos en la opinión de que no vamos a ver un gran paquete de estímulos a menos que la situación de COVID se deteriore realmente”, señaló.

Shanghái anunció el viernes un récord de 21.000 nuevos casos y un tercer día consecutivo de pruebas de COVID, mientras el confinamiento de sus 26 millones de habitantes no daba señales de disminuir y otras ciudades chinas reforzaban las restricciones.

El alza era limitado por el avance del índice dólar, que tocó 100 unidades por primera vez en casi dos años, apoyado por la perspectiva de un ritmo más agresivo de alzas de las tasas de interés de la Reserva Federal. Un dólar más fuerte hace que los metales denominados en el billete verde sean más caros para los compradores que utilizan otras divisas.

En otros metales básicos, el zinc en la LME subía un 1,2%, a 4.237 dólares la tonelada; el plomo ganaba un 1,6%, a 2.422 dólares; el estaño sumaba un 0,1%, a 43.625 dólares; y el níquel operaba con escasos cambios, a 33.700 dólares.

Fuente: Reuters