octavio-araneda_codelco

Octavio Araneda, presidente ejecutivo de Codelco.

Octavio Araneda, CEO de Codelco, habla sobre las metas de la empresa en materia de medio ambiente y sustentabilidad.

La empresa estatal de cobre de Chile, Codelco ha establecido una serie de metas ambiciosas para el año 2030 en lo que respecta a sustentabilidad y cuidado del medio ambiente, precisó su CEO, Octavio Araneda. “Al 2030 queremos reducir en un 70% las emisiones de dióxido de carbono. La parte más difícil son las que tienen relación con los camiones de alto tonelaje, es decir, los de diesel de las operaciones a cielo abierto. Quizá donde tenemos más avance y tengamos una solución más rápida es con las minas subterráneas”, afirmó.

Araneda contó que Codelco también se ha puesto como desafío reducir su huella hídrica. “Queremos reducir en un 60% el consumo de agua continental por mineral tratado, de aquí al 2030, es una meta muy exigente. Detrás de esa meta hay inversiones muy importantes que tenemos que hacer. Hablamos de varios miles de millones de dólares para lograr ese propósito”, estimó.

Ver también:  Codelco invierte $720 millones en la mina de cobre Chuquicamata

Agregó que para ese mismo año esperan estar en la capacidad de reciclar el 100% de los neumáticos mineros y reducir en un 65% todos los residuos no peligrosos. “Asimismo queremos contar con un nuevo estándar de depósitos de relave y que el 100% de nuestros tranques de relave tengan un nuevo estándar de sustentabilidad. Tenemos en operación cuatro grandes depósitos de relaves.

Estamos trabajando para llevarlos al mejor estándar mundial para asegurar la seguridad física y química”, dijo. Asimismo, Araneda resaltó que para Codelco el desarrollo del territorio con valor social es una de sus prioridades y fortalezas como empresa.

“Tenemos una diferencia bien grande con respecto al resto de la industria. Nuestros trabajadores son parte de las comunidades, ellos viven en las ciudades en las cuales están insertas las actividades. Son comunidades con las cuales tenemos relaciones hace mucho tiempo, 100 años en algunos casos. Es un activo que tenemos”, afirmó.

Ver también:  La preocupación por la demanda de China pesa sobre el cobre

Agregó que por esa misma razón, la responsabilidad es mucho mayor, no solo para la compañía sino también para con las comunidades. “No solo nos enfocamos en dar trabajo de manera directa e indirecta, también nos importa mucho el tema de la educación y el de desarrollo de capacidades en todas las regiones donde operamos”, acotó.

Finalmente, señaló que la industria del cobre es clave para el futuro de la humanidad puesto que tiene un rol y responsabilidad muy importante. “Es un desafío tremendo dado que los descubrimientos de minería a nivel mundial son bastante escasos. Los nuevos yacimientos tienen leyes más bajas y son más profundos. Además, los niveles de exigencia de capital y de tecnología son mucho mayores y los tiempos para ejecutar y lograr poner en prospecto una operación son muy altos. Ahí tenemos un gran desafío para cubrir la demanda del mundo en los próximos años”, concluyó.