Bloque en Cuajone (Southern Perú)

Ante un inminente ataque violento de los trabajadores de la mina Cuajone contra comuneros que cortaron el suministro de agua potable, y la ferrovía, el Ejecutivo declaró en emergencia la zona del conflicto minero en la provincia de Mariscal Nieto (región Moquegua).

La decisión fue adoptada ayer en Consejo de Ministros al tomar conocimiento de que un numeroso grupo de trabajadores mineros, y parte de la población del campamento de Cuajone, se disponían marchar hacia la zona de Viña Blanca para desalojar a los campesinos.

En ese lugar están las instalaciones de agua potable que han sido capturadas, desde hace dos meses, por las comunidades de Tumilaca-Pocata-Coscore -Tala, que cuentan con una población de 470 habitantes.

La falta de agua potable se tornó insostenible para unos 5 mil trabajadores y sus familias. Los reclamantes le exigen a la empresa Southern Perú el pago de US$ 5 mil millones más el 5% de sus utilidades netas.

El Gobierno tomó la decisión luego que las dos empresas cupríferas más grandes del país, Las Bambas (Apurímac) y Southern Perú (Cuajone) paralizaron desde ayer sus operaciones.

“El problema se tiene que resolver ya”, pidió ayer el premier Aníbal Torres. Informó que los comuneros ofrecieron liberar el agua y los rieles del tren pero no cumplieron e insisten en exigir 5 mil millones de dólares. “Un pedido irracional (…) eso nos ha conducido a establecer el estado de emergencia”, dijo.

Las Bambas

A través de un comunicado, Minera Las Bambas aclaró que espera “un acuerdo viable” con comuneros de Fuerabamba (Apurímac) que invadieron terrenos del yacimiento el último 14 de abril.

La empresa dejó de producir cobre desde ayer, 20 de abril.

Informaron a sus trabajadores sobre las medidas que aplicarán y bajo qué condiciones podrían retornar a sus operaciones.

Además, la empresa recalcó que retornarán a sus operaciones cuando haya un acuerdo viable que asegure los “aspectos fundamentales, principalmente la seguridad” de sus trabajadores.

“Confiamos en que pronto se restablecerán las condiciones necesarias para retomar nuestras actividades con normalidad, en un contexto de seguridad y de paz social”, explicaron.