minería artesanal

Desde un fondo de US$15 millones del Banco Mundial hasta un proyecto experimental de compra de oro en Burkina Faso, los organismos de desarrollo internacional están entregando ayuda financiera a los mineros de subsistencia que la pandemia de ha empobrecido.

Los precios del mercado mundial del oro – visto por los inversores como una reserva segura de valor en tiempos inciertos – han subido a los niveles vistos por última vez en 2012, y han subido un 16% este año. Sin embargo, millones de trabajadores de subsistencia, que suelen utilizar técnicas rudimentarias en las minas no reguladas, no han recibido ninguno de los beneficios, ya que la interrupción de las líneas de suministro por la pandemia ha reducido sus ya esporádicas ganancias.

: Ayuda para la minería artesanal

El está creando un fondo dedicado a la ayuda de emergencia para los 40 millones de mineros artesanales y en pequeña escalaque se calcula que hay en todo el mundo, según informaron tres fuentes a Reuters con la condición de mantener el anonimato.

Una portavoz del confirmó el fondo, que aún no se había lanzado oficialmente. Dijo que el fondo “proporcionaría asistencia a corto plazo a las comunidades de mineros artesanales para hacer frente mejor a los impactos de ”.

Fondo de US$ 15 millones

Los donantes han aportado 5 millones de dólares al fondo, y el Banco se propone ampliarlo a 15 millones de dólares. Ese dinero se desembolsaría para proyectos que ayuden a los mineros a través de geografías y minerales.

“Esto es muy poco frecuente porque normalmente la financiación para la recuperación de desastres no se dirige específicamente a la MAPE como un grupo de medios de vida singularmente vulnerable”, dijo un consultor, que se negó a ser nombrado.

La ONG canadiense Artisanal Gold Council (AGC) está ensayando un proyecto para ayudar a las comunidades que dependen de la minería de oro en pequeña escala en Burkina Faso. El 40% de la población vive por debajo del umbral de pobreza nacional, por lo que el país es particularmente vulnerable.

El AGC ha comprado oro directamente a los mineros al ritmo de la pre-pandemia y lo está exportando a PAMP, una refinería certificada por la Asociación del Mercado de Lingotes de Londres (LBMA) en Suiza. PAMP rechazó una solicitud de entrevista y no respondió a las preguntas escritas de Reuters.

El oro, procedente de cinco mineros artesanales de los alrededores de la ciudad meridional de Dano, se transportaba a la capital, Uagadugú, y estaba en vías de ser certificado para su exportación por el Ministerio de Minas.

La exportación inicial, de 800 gramos de oro (por valor de unos 48.847 dólares), es una prueba. En función de su éxito, la AGC tiene previsto abastecerse de otros 20 kilogramos en Burkina Faso, para luego comenzar a abastecerse también en Colombia.

Aboubakar Dabire, un minero que vendió 500 gramos de oro a la AGC, dijo: “Mi comunidad fue muy afectada por . Cuando los precios del oro están bajos, todo se ve socavado”.

“La gente se tomará este [esquema] en serio ya que es un sistema bien organizado”, añadió Dabire. “Significa que harán un esfuerzo para evitar que ciertos compradores en el campo arruinen el mercado.”

Los intentos de formalizar la minería artesanal, erradicar el trabajo infantil y romper los vínculos con el comercio ilícito de minerales se enfrentan a importantes obstáculos.

En las comunidades remotas de minería artesanal de oro, el comercio es en gran medida informal y la rigurosa documentación requerida por las directrices de la LBMA es difícil de hacer cumplir.

Esas directrices exigen que las refinerías de oro verifiquen dónde se extrae su oro, demuestren que no financia conflictos o grupos armados, reúnan información sobre “Conozca a su cliente” en toda la cadena de suministro y verifiquen que se han pagado todos los impuestos legales. AGC tardó dos meses en completar el proceso.

Los desafíos ayudan a explicar por qué sólo una pequeña parte del oro producido en todo el mundo es “London Good Delivery” certificado por la LBMA. En África, el 1,6% del oro es. Para un gráfico interactivo haga clic aquí: tmsnrt.rs/2ABHD0j

El esfuerzo y el costo necesarios para aplicar estas normas y llevar el oro artesanal a los canales formales hacen que otras ONG no consideren viable la intervención directa en el mercado, como la que está realizando AGC.

“Somos muy conscientes de que los precios [del oro] están deprimidos para los mineros locales, pero no estamos convencidos de que el mercado internacional sea el camino a seguir”, dijo David Finlay, gerente responsable de minerales de la .

Fuente: Reuters