MSc. Ing. Achata ExPresidenta -

ProActivo

La demanda de minerales a futuro exige activar las exploraciones mineras. Preocupa en el sector la baja actividad en exploraciones greenfield, base de los nuevos proyectos mineros a futuro, considerando que los periodos de maduración toman más de una década y media.

MSc. Ing. Achata ExPresidenta -

El Prospectors & Developers Association of Canadá PDAC de este 2019, amerita la reflexión sobre las estadísticas de la exploración minera en en un contexto global. Cada año con motivo de este evento, el prestigioso Instituto Fraser emite un reporte para tener una idea real de qué jurisdicciones globales atraen inversiones.

Si consideramos la percepción potencial y política de los tres primeros países mineros de Latinoamérica: , Perú y , en un horizonte de una década (que trasciende periodos gubernamentales), los tres países compartieron desde el pasado una buena posición como “Atractivo para las inversiones”.

En el caso de Perú, luego que destacara en el 2016, la percepción política se mantiene constante después de una caída en el 2012 por efecto y . ¿Por qué mantiene un liderazgo? Por su incomparable potencial geológico.

Y es que las decisiones a menudo se basan de manera considerable en el potencial mineral de una jurisdicción o un país, y es eso lo que obliga a reforzar los estudios e información geológica.
Las tendencias relativas, observadas en los últimos años para el desempeño de Perú en el Índice de Atracción de Inversiones, son positivas; algo que compartimos con .

Lee también:  SNMPE: propuestas del Minem darán nuevo impulso a masificación del gas natural en Perú

Hay algunos puntos muy importantes que considerar en Perú, para mejorar el atractivo de la inversión en exploración minera. Si bien avanzamos, tenemos oportunidades de mejora en lo que muchos especialistas coinciden. Aquí menciono algunos:

Contar con un Banco de Datos geológicos, geoquímicos y geofísicos, que sean públicos, para facilitar las nuevas exploraciones greenfield; especialmente en la data de resultados de perforaciones realizadas por las empresas Junior que muchas veces se retiran (esa data puede permitir retomar áreas de exploración; y son los avances tecnológicos y el mercado los que determinarán esas decisiones). Estos “bancos”, ya existen en Canadá y Australia, entre otros y aumentaría el atractivo del país.

Su existencia podría maximizar éxitos en exploraciones, y caracterizar el cuerpo mineralizado, compartiendo información con acuerdos entre empresas de cómo usar estos datos.
Se logró un avance con el D.S. N° 021-2015-EM. Norma que se puede mejorar; no puede ser confidencial la data geológica y geoquímica de superficie, siendo así ni siquiera puede usarla para los prospectos a cargo del Estado. Por otro lado, la entidad estatal no debiera esperar un año después que queda consentido la caducidad de una concesión ya explorada, para recién poder tomar data para su base de datos geológica. Se trata de recursos naturales que revierten al Estado, por lo que encontrar un mecanismo normativo no engorroso facilitaría a toda la industria global.

Lee también:  Ingemmet y Cenepred trabajan juntos desde hace 9 años en el marco de la Gestión de Riesgo de Desastres

Recordemos que en la actualidad, la big data se ha convertido en un aliado esencial para la información geológica. No es lo mismo contar solo con la fuente del cesionario explorador, respecto a que el Estado, soberano en sus recursos, pueda abundar en el conocimiento e información de su riqueza mineral (incluso con conocimientos históricos).

Otro aspecto importante es contar con un repositorio de los testigos de perforación, para el cumplimiento de la norma y de ser posible que estén ubicados por convenio en las Universidades de la región donde pertenece el área explorada; parte de los testigos con fines de mayor investigación, enriquecería el Banco de Datos Geológicos.

En el 2017 (Lima, Perú) pudo advertirse en el core shack que tenemos pocos prospectores ; y es que se trata de una actividad que requiere pasión por el descubrimiento de los recursos minerales.

Lee también:  Acuerdo de Escazú: Perú no ratificaría documento al no lograr consenso en el Congreso

Desde el Estado, a través del INGEMMET, es necesario que esta actividad se fortalezca. Lo hacen otros países mineros y con éxito, para promocionar y facilitar la siguiente actividad que es la exploración. Aún no sabemos por qué ProInversión desistió de dos proyectos, en todo caso sería bueno perseverar en los mismos, que podrían convertirse en el próximo Las Bambas, o Quellaveco y no tengamos que esperar 50 años o más, como ya ha ocurrido en el país.

Las formas para promocionar la inversión minera cada vez tienen que ser más integradas, dinámicas, ágiles y hacia un mismo objetivo.

La demanda por reducir las carencias en el bienestar y calidad de vida de la población peruana sobre todo de la población vulnerable, puede ser atendida con el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales con los que cuenta. Es por ello que requerimos permanentemente buscar una mayor eficiencia para darle valor a esos recursos. El sector minero representa cerca del 70% de las exportaciones y es el mayor aportante de impuestos para el desarrollo del Perú. En las grandes ligas mineras, Perú es un país confiable y a la espera de nuevas inversiones en exploración.