buenaventura

Durante la primera parte de la cuarentena, las operaciones directas de se enfocaron únicamente en labores críticas y esenciales, tales como sistemas de bombeo, tratamiento de agua, suministro de energía, subestaciones eléctricas, mantenimiento de plantas, servicios de salud, seguridad ocupacional, entre otras. Sin embargo, en dicho periodo continuó procesando mineral en los pads de lixiviación de nuestras unidades y Coimolache, en Cajamarca.

Reinicio de actividades mineras

Para ello, cuenta con un nuevo y estricto protocolo de salud (Plan para la Vigilancia, Prevención y Control del en el Trabajo) aprobado por las autoridades correspondientes, el cual tiene el objetivo de prevenir y minimizar la propagación del virus en nuestras operaciones y proyectos.

Para cumplir con las nuevas regulaciones, ha decidido reiniciar las operaciones en dos fases, priorizando las minas con mayores niveles de producción. Es importante recalcar que ya hemos presentado toda la documentación requerida para reiniciar las operaciones de la totalidad de nuestras unidades mineras, y ya cuenta con los permisos otorgados por el Ministerio de Energía y Minas para tal fin.

Lee también:  Cobre opera con pérdidas, mientras que níquel se eleva a máximo de 11 meses

El plan de reinicio de operaciones de Buenaventura se ha llevado a cabo de la siguiente manera:

Fase 1 (inició el 16 de mayo de 2020):

o Tambomayo
o Uchucchacua
o El Brocal (Tajo Norte y Marcapunta)
o Coimolache

Fase 2 (inició el 16 de junio de 2020)

o
o
o

Buenaventura informará sobre las proyecciones actualizadas una vez que todas las operaciones hayan alcanzado su capacidad total y tenga más claridad sobre los resultados del año 2020. Como ha indicado en el plan de dos fases descrito anteriormente, espera alcanzar su capacidad total a fines del mes de junio.