gestion-social-en-tiempos-de-covid

ProActivo | La empresa minera , cuarto mayor productor mundial de zinc, multiplica acciones orientadas a promover conductas de convivencia con sus trabajadores y familias, al mismo tiempo que busca apuntalar los monitoreos participativos, como factores básicos para reactivar más rápidamente sus operaciones frente al , destacó Lorena Carrillo, gerente general de Gestión Social de , a nivel global.

La brasileña Nexa cuenta con cinco minas subterráneas. En Perú opera las minas Cerro Lindo, El Porvenir y Atacocha; y en Brasil, Vazante y Morro Agudo. Y tiene además proyectos greenfield en desarrollo: Magistral, Pukaqaqa y Shalipayco, en Perú; en tanto que en Brasil están, Aripuanã, Bonsucesso y Caçapava do Sul.

En ese contexto la empresa genera más de 17 mil empleos entre colaboradores y contratistas, por lo que es clave para su desempeño el desarrollo de estrategias en gestión social para atender la crisis por el .

Según informó la gerente de gestión social, Nexa se encuentra en la fase de articulación para pasar a la nueva normalidad, ad portas de la cuarta fase que tiene que ver con la implementación de alrededor de 400 normas como consecuencia de la crisis global que se vive por la pandemia, y que están vinculadas a la reactivación económica, y a las actividades.

“La idea es promover conductas de convivencia, porque esa pandemia no va a acabar ahora, y vamos a tener que aprender a convivir y promover conductas seguras (entre todos los involucrados con Nexa), y que nos permitan reactivarnos. Esa es la línea en la que vamos”, explicó la ejecutiva en el marco del Jueves Minero: Gestión Social en Tiempos de y que tuvo en el panel de periodistas a la directora de ProActivo, Mónica Belling.

Sistema integrado

Respecto a las familias de sus trabajadores, Carrillo informó que Nexa tiene un sistema súper integrado, con un sitio Web que es como un Facebook, y que a través del cual hay mucha relación entre sí.

“Hay gente que cuelga fotos de su familia, videos, gente contando cómo están trabajando, cómo la pasan con la familia, existe mucha interacción. Conozco a gente de mi equipo, su familia, a veces un niño se sienta y conversa. Entonces, la familia Nexa y sus proles, nos hemos adaptado a trabajar de esa forma”, acotó.

Dijo que igualmente, se mantienen comunicados con las familias de las comunidades de su entorno, con las que tienen relacionamiento “y nos llaman a preguntar cualquier cosa y buscamos estar en relación continua”.

“Estamos constantemente monitoreando con los trabajadores, las autoridades y los sistemas nacionales, en términos de familia”, detalló.

A propósito, anotó que mantienen comunicaciones mediante la radio y hace dos meses iniciaron la difusión de 8 spots y que ahora ya tienen 14, con contenidos adaptados a las normas sanitarias del Estado.

Fortalecimiento de monitoreo participativo

Con relación al vínculo participativo de la comunidad en los monitoreos (de los proyectos u operaciones), la ejecutiva refirió que la gente de esos poblados tiene su chequeo diario, sus rondas. “Hace más de un mes se puso en marcha el primer comité de monitoreo participativo, ahora ya tenemos cuatro, y no hemos tenido ninguna queja, ninguna dificultad en las acciones que se vienen desarrollando”, remarcó.

Dijo que la gente se ha adaptado, “mutuamente a los horarios, por ejemplo, de ingresos y de relevos. Y creo que estos comités se convertirán en monitoreos y de vigilancia ciudadana frente al COVID-19″.

Medio de respuesta al contagio

“Estos comités frente a COVID-19, van a ser parte continua y en donde vamos a trabajar juntos para que nuestros compromisos con la comunidad y programas se adapten para responder a esa pandemia”, subrayó Carrillo.

Afirmó que dichos comités ahora se convierten en factores importantes para poder frenar los contagios, y contribuirán de manera participativa para decidir cómo usar mejor los recursos conjuntos que tienen la empresa y la comunidad “para poder reactivarnos”.

“Va a ser duro, súper duro, ahora todos somos vulnerables al contagio. Económicamente las minas han parado 70 días, y los (contagios) van a migrar, no se van acabar, y tengo mucha ilusión porque estamos construyendo un modelo de relacionamiento en función a la vulnerabilidad mutua, y eso es muy importante”, anotó.

Seguridad

Con relación a la seguridad de los camiones que trasladan los alimentos para las operaciones, informó que adoptaron medidas de prevención ante noticias de asaltos de ese tipo que puede darse ante la necesidad de la gente por obtener alimentos.

Los desafíos de la

Asimismo, la ejecutiva expresó la necesidad de viabilizar un vehículo informático con las comunidades para tener un relacionamiento efectivo en cuanto al proceso de la . “Estamos conversando con mi equipo, con la gente de gestión social del ministerio (MINEM) y otras entidades. Lo que más queremos, es saber cómo se va a ver lo de la , cómo será la renovación de esos acuerdos”, puntualizó.

Añadió que ese proceso tiene que realizarse bajo la normatividad, que el Estado establece. “Estamos buscando de momento practicar alguna acción. Antes hablábamos por teléfono, nos reuníamos en las oficinas o íbamos a las casas de las personas. Hoy buscamos tener videollamadas”, adelantó Carrillo.

Subrayó que la idea es evitar firmar un acuerdo que luego no sea legítimo, “porque se tuvo que firmar en aislamiento, con cinco personas”.

“Nos gustaría que tuviéramos mecanismos de participación en que puedan estar representadas gran parte de las personas de la comunidad. Una representatividad mayoritaria”, indicó.

Aseguró que este complejo tema lo van a trabajar con la Sociedad Nacional de Minería, para buscar formas de adaptarse a la nueva realidad generada por el COVID- 19, con el fin de que no se retrasen algunos procesos que son importantes, como son los acuerdos con la comunidad, para que las empresas puedan operar con legalidad y legitimidad.