Daniel Cámac

DANIEL CÁMAC, Deputy Country Manager en Engie Perú, resalta la importancia del cobre en el futuro cercano para la fabricación de autos eléctricos y la generación de energía renovable.

La industria minera a nivel global ha ratificado su compromiso de seguir trabajando por alcanzar la transición energética con acciones para reducir el nivel de emisiones y llegar a la carbono neutralidad al 2040/2050. Así lo aseguró Daniel Cámac, Deputy Country Manager en Engie Perú.

Cámac enfatizó que ello es vital para transitar a una energía más sostenible, enmarcando mucho con las acciones que a nivel social se están llevando a cabo en sus áreas de desarrollo y operaciones mineras.

Ver también:  SPR: “Perú puede atraer más inversiones en energías renovables”

“Es importante ver cómo las empresas van tomando mucha conciencia sobre este desarrollo local de sus actividades y al mismo tiempo tienen este concepto de transición global. Me ha dado mucho gusto ver que muchas de las acciones están orientadas no solamente al concepto energético y suministro de energía renovable sino también al uso del hidrógeno como parte importante para esta reducción de emisiones”, indicó.

Asimismo, dijo que hay fases concretas hacia esos objetivos. La primera es reducir las emisiones con acciones de eficiencia energética, la segunda es sustituir el diésel por el hidrógeno y finalmente eliminar las emisiones que hoy se tienen con las actividades que se vienen desarrollando con la captura del carbono.

Ver también:  Ingeniería de la Energía como especialidad para diversificar la matriz energética en Perú

Cámac reiteró que la demanda mundial de cobre aumentará por uso en las nuevas tecnologías para las energías renovables. “Es un concepto súper moderno y que ha venido para quedarse”, manifestó.

 

Revista-ProActivo

Esta nota es parte de la edición N° 210 de la Revista ProActivo.
Para ver la edición impresa haga clic aquí.