minería

Ante la incertidumbre económica y las restricciones a las visitas a las minas con potencial de compra por la pandemia del , los “mega-deals” se verían afectados el 2020. Sin embargo, el sector aún podría mantenerse activo, señaló el reporte Mine 2020, de .

Y es que, aun en esta coyuntura, la firma sostiene que las actuales condiciones abren oportunidades para que el top 40 de las mineras del mundo aproveche pequeñas adquisiciones en sus territorios locales.

Sin embargo, reconoció que es poco probable que las operaciones del 2019 se repitan tanto en volumen como en valor, al menos en el ámbito de las mineras de oro. En ese grupo, refirió que las transacciones crecieron el 2019 a US$19,200 millones.

Respuesta peruana

Para afrontar la recuperación tras la pandemia del , Pablo Saravia, líder de minería de Perú, comentó que la minería peruana se ubica en una mejor posición que otros sectores, debido a la situación que mostraba hasta antes de la cuarentena.

En detalle, refirió que los resultados del top 12 de mineras peruanas que cotizan en la Bolsa de Valores de Lima el 2019 tenían la misma tendencia que el top 40 del mundo. Es decir, sus ingresos y Ebitda aumentaron en 5% y 10%, y la liquidez se mantuvo estable.

Si bien reconoció que los indicadores del 2020 serán impactados por la cuarentena obligatoria, precisó que la situación también representa una oportunidad para afianzar las relaciones con las comunidades.

“Se deberá reorientar la inversión social minera en objetivos que perduren en el largo plazo y fomenten el desarrollo de las comunidades. Esto generará, con el tiempo, la confianza de los sectores que, como la agricultura, conviven con la actividad minera”, anotó.

Asimismo, consideró que las empresas deben mitigar riesgos relacionados a la cadena de suministro e invertir más en acuerdos más pequeños en mercados locales, con la mirada en un desempeño futuro positivo.

Gasto de capital

En el reporte Mine 2020, recuerda que el gasto de capital de las 40 primeras mineras del mundo aumentó un 11% hasta alcanzar los US$ 61,000 millones en el 2019. Sin embargo, tal nivel de inversión se desacelerará este año, estimó.

Así, refirió que se liberarían flujos de efectivo, brindando a las compañías la capacidad de pagar dividendos si lo tienen en consideración.

Fuente: Gestión