Raúl Jacob (SNMPE)

Raúl Jacob, presidente de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE) propone contar con un grupo de élite como soporte que trabaje en los temas sociales y busque reducir la conflictividad social.

El crecimiento de los conflictos sociales en los últimos meses está desbordando la capacidad del gobierno para darles la debida atención. Esta situación ocasiona un gran golpe a la estabilidad y avance económico del país puesto que importantes proyectos mineros se han visto paralizados por esta problemática, lo que reduce en millones de soles el dinero que el Estado necesita para cumplir con las operaciones presupuestarias como extrapresupuestarias.

“En temas de conflicto podríamos tener una autoridad o un grupo de élite que trabaje en este tema y tenga como objetivo reducir la conflictividad social a largo plazo. Mientras estemos divididos y se enfrente una población contra otra y no haya una institución que sea un árbitro neutral en una situación estamos expuestos a grandes riesgos”, afirmó.

Jacob explicó que la propuesta está siendo evaluada al interior de la SNMPE, y dijo que existe la tecnología y el conocimiento, pero se requiere agrupar a un grupo de élite que ayude a ir reduciendo la situación que se vive. “Hay conversaciones internas sobre el tema, pero no tenemos algo concreto. Pensamos que requiere un tratamiento muy particular porque no vemos un avance hacia la solución, sino un escalamiento de problemas.

Cada semana que pasa los conflictos sociales aumentan y esto genera gran preocupación en el sector minero. La menor producción de Cuajone y eventualmente de Las Bambas, genera una presión sobre los precios (del cobre). Si uno no tiene esa producción ¿Cómo va a recoger ese beneficio (del alza del precio del cobre)? Al respecto agregó que el Banco Central de Reserva, por sus especialización e independencia es una entidad que brinda un gran servicio al país en el ámbito económico, situación reconocida globalmente. En ese sentido, Jacob manifestó que bajo esos criterios debiera existir dicho grupo para atender la escalada de conflictos sociales que se vive.

Cuajone

Jacob lamentó que más de 5 mil personas de la comunidad de Cuajone no cuenten con el servicio de agua por los conflictos sociales. “Además, está el impacto económico en la operación, cada día se deja de producir unos US$ 5 millones en exportaciones a los precios actuales. En 50 días tenemos US$ 260 millones en exportaciones que ha perdido el país. Cada día son S/ 8 millones y medio en impuestos, más de la mitad van a la región de Moquegua como canon y regalías mineras”, precisó.

En contexto, explicó que un grupo minoritario de la comunidad está tomando a la fuerza el reservorio de agua de Viña Blanca (construido por la empresa para abastecer agua a la mina de Cuajone). Asimismo, dijo que han tomado la línea férrea que sube combustibles y materiales a la mina y baja la producción diaria. “Estas dos facilidades en la infraestructura de la empresa han sido retenidas de manera ilegal y arbitraria sin ninguna justificación para hacer un pedido de carácter económico. La compañía ha indicado que mientras se mantenga esta situación no se va a discutir ningún tema”, aseveró.

Al cierre de esta edición, la unidad minera de Cuajone reinició sus actividades tras la intervención del Gobierno Central y la publicación del Decreto Supremo Nº 039-2022 que declaró en emergencia el distrito de Torata.

Revista-ProActivo

Esta nota es parte de la edición N° 210 de la Revista ProActivo.
Para ver la edición impresa haga clic aquí.