Inicio Noticias Apurímac: 12 policías fallecieron tras despiste rumbo a Antabamba

Apurímac: 12 policías fallecieron tras despiste rumbo a Antabamba

13 minuto leer

pnpk

Luto en la familia policial

En Apurímac. Vehículo contratado por la Policía a empresa privada trasladaba a efectivos de la USE que iban a resguardar mesa de diálogo del Ejecutivo con comuneros de Antabamba. Chofer se habría quedado dormido, aseguran los sobrevivientes.

 

Iban a ser los encargados de dar seguridad a una mesa de diálogo entre representantes del Ejecutivo y un Comité de Defensa de la provincia de Antabamba, en la región Apurímac. Sin embargo, un accidente mortal les impedirá cumplir con su importante labor de seguridad.

Doce efectivos policiales, miembros de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la PNP, fallecieron la madrugada de ayer luego de que el bus que los trasladaba desde Abancay se desbarrancara por un abismo de más de 300 metros.

La tragedia los alcanzó al promediar las 4:20 a.m., cerca del sector de Yapurpari, en la carretera Accocca-Matara, una vía accidentada y angosta, además de resbaladiza.

Según las primeras investigaciones, el chofer de la unidad de placa B7T-950, propiedad de la empresa Imperio Tours, contratada de manera particular para el traslado, no solo no conocía la ruta, sino que se habría quedado dormido producto del cansancio.

Muerte y desolación

“Estaba medio dormido, cuando me di cuenta de que el bus caía al abismo. Lo primero que hice fue agarrarme fuerte del asiento y tensionar mi cuerpo para no golpearme. El bus seguía cayendo dando vueltas y a unos cien metros para abajo perdí el conocimiento”, narró el suboficial Raúl Carbajal Flores, uno de los sobrevivientes.

Muchos de sus compañeros salieron despedidos por las ventanas, otros quedaron atrapados entre los asientos y fierros retorcidos del vehículo. Varios, como él, también lograron sobrevivir.

En total, fueron 13 los heridos que se encontraron tendidos a mitad del precipicio, junto a las piezas que el bus fue perdiendo en su descenso. “Creo que desperté después de veinte minutos y vi a mis compañeros muertos y otros heridos que gritaban por ayuda”, agregó Carbajal.

Fueron otros miembros de la unidad policial, que viajaban en otro bus particular, los que se percataron de la desgracia al llegar a su destino y los que ayudaron en el rescate de los heridos y muertos.

“En total habían salido de Abancay55 agentes, 30 en el primer bus y 25 en el segundo, el cual se accidentó. Cuando los del primer bus vieron que sus compañeros tardaban demasiado en llegar, volvieron y se encontraron con la tragedia”, explicó el director general de la PNP, Vicente Romero Fernández.

Las labores de rescate se prolongaron por varias horas debido al difícil acceso a la zona y el factor climatológico. Tras denodados esfuerzos, y ayudados por los lugareños, los heridos fueron atendidos en la posta médica de la zona, algunos derivados al hospital de Abancay e incluso al estadio de Antabamba.

Luego de un prolongado tiempo de espera, recién fueron evacuados en dos helicópteros a la ciudad del Cusco, adonde llegaron al promediar las 11:00 a.m. De los primeros ocho agentes evacuados, cuatro fueron internados en la Clínica Pardo y cuatro en la Peruano Suiza.

“Algunos colegas murieron por falta de asistencia, porque no hubo orden para acudir con la rapidez del caso”, dijo un suboficial que pidió mantener su nombre en reserva. Dentro de la USE existe un gran malestar por la demora en el auxilio.

Víctimas jóvenes

La mayoría de fallecidos eran jóvenes suboficiales con menos de tres años de servicio. El pasajero más experimentado del bus siniestrado era el SOT2 Óscar Arturo Rejas Mamani, quien llevaba en la institución más de catorce años. Padre de una niña en edad escolar, era natural de Lima, pero fue destacado hace unos años a Ayacucho.

“Trabajaba en la unidad antimotines y era casado con mi cuñada Danitza León. Todos estamos muy afectados con lo que sucedió, porque al parecer no tuvieron la atención adecuada”, declaró su hermano Óscar Israel, quien viene gestionando el traslado de los restos a Lima para velarlos en casa de sus padres en Villa María del Triunfo.

Similar situación viven los deudos del SO2 PNP Eluid Fernández Aparco, quienes desean sepultarlo en el cementerio de Huachipa. “Mi hijo se preparó para ser un buen policía, llevaba varios años viviendo en Apurímac, vivía con su novia y se preparaba para pasar la Navidad acá y oficializar su matrimonio“, declaró Julio Fernández.

Ambas familias esperan que se encuentre a los responsables de la desgracia, pues sienten que hubo negligencia de parte de la PNP al contratar buses particulares, de servicios turísticos, cuando la USE dispone de sus propios vehículos. “El presidente Kuczynski habló sobre esto y creemos que ha sido una irresponsabilidad de los altos mandos policiales”, expresaron.

Heridos de gravedad

Ocho de los trece agentes que resultaron heridos en el accidente fueron derivados ayer por la noche a Lima e internados en el Hospital Central PNP, donde permanecen algunos en observación y otros incluso en estado crítico. Se espera que en las próximas horas su salud pueda evolucionar.

El director del nosocomio, Fernando Cerna, confirmó que tres de los ocho pacientes que ingresaron por vía aérea se encuentran internados por múltiples fracturas en el cuerpo y que su estado es de gravedad. “Uno de ellos es el suboficial Luis Guillén Vargas, que presenta traumatismo encéfalo craneano (TEC) grave, fractura de la rodilla izquierda y permanece con respiración mecánica”, señaló.

Asimismo, explicó que el suboficial Ernesto Cruz Mamani presenta TEC moderado de grado 7, una fractura del brazo derecho y también permanece con respiración mecánica. “El efectivo Jorge Luis García Tapia tiene politraumatismos  en la columna y una fractura en el fémur derecho”, agregó en diálogo con un noticiero.

Finalmente, se conoció que los pacientes Julio Muñoz Puma, Raúl Valverde Manrique, Raúl Carbajal Flores, Maicol Yuto Lapa y Raúl Villegas Quispe se encuentran con contusiones leves y fracturas, pero no de gran peligro.

PPK: “Es un día de luto porque han muerto policías innecesariamente”

El presidente Pedro Pablo Kuczynski lamentó la muerte de los 12 policías en Apurímac y dijo: “Este es un día de luto porque han muerto innecesariamente doce policías en una carretera de la sierra. Es una tragedia, es una verdadera tragedia”. También cuestionó el hecho de haber contratado los servicios de un vehículo particular, cuando en Lima hay camiones de tropas nuevos que están guardados. “En vez de alquilar un bus de segunda, que luego, por la imprudencia o el cansancio del chofer ,se va al abismo, hubiéramos podido ir tranquilitos en un bus manejado por un policía responsable”, indicó.

En tanto, se supo que la Fiscalía e Inspectoría General de la PNP iniciarán investigaciones para encontrar a los responsables de esta desgracia.

El capitán PNP Edgar Villanueva Ticona, jefe del Departamento de Servicios Especiales de Abancay, será citado para responder sobre el sospechoso alquiler de los buses.

Andina

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mineros artesanales analizarán en congreso las dificultades que tienen para formalizarse

Representantes de las federaciones de mineros artesanales y pequeños productores de Puno, …