Inicio Actualidad Carlos Alarco, gerente general de BISA: La minería impulsó alto performance de empresas de ingeniería en Perú

Carlos Alarco, gerente general de BISA: La minería impulsó alto performance de empresas de ingeniería en Perú

25 minuto leer
Carlos Alarco, gerente general de BISA
Carlos Alarco, gerente general de BISA

A lo largo de la historia, la humanidad buscó soluciones a los desafíos de la naturaleza y a partir de la observación, creatividad y sentido práctico desarrolló diversas ciencias. En la actualidad, las construcciones de distinta índole son actividades que los ingenieros realizan y con las que buscan resolver problemas o anticiparse a ellos, dando valor agregado a la sociedad moderna. En Perú, una de las empresas de ingeniería de mayor trayectoria es Buenaventura Ingenieros (BISA), creada hace 36 años por un grupo de geólogos y mineros para dar servicios a la minería. Carlos Alarco, gerente general de BISA, abrió las puertas de dicha entidad para conceder entrevista exclusiva a ProActivo.

Por Mónica Belling

¿Cuál es la visión de BISA?

BISA cumple 36 años, fue creada a raíz de la iniciativa de un grupo de ingenieros geólogos y mineros latamente calificados que trabajaron en Cerro de Pasco Corp. cuando fue estatizada. Ellos tocaron la puerta a Cía. de Minas Buenaventura para ofrecer su apoyo en trabajos de geología minera y se crea Buenaventura Ingenieros S.A. Sus primeras actividades, fueron con un solo cliente y un tipo de servicios: Geología.

Debido a la demanda de más servicios, a lo largo del tiempo se constituye un equipo multidisciplinario que hoy supera los 50, en una cartera de unos 3.000 proyectos desarrollados.

Nuestros servicios de consultoría consolidaron 7 unidades operativas: Geología, Mina, Medio Ambiente & Social, Laboratorio, Ingeniería, Infraestructura & Obras Industriales y finalmente Edificaciones y Servicios Inmobiliarios.

Ahora somos 800 personas, con un mayor grupo en la unidad de Ingeniería (400), entre ingenieros metalurgistas, civiles, estructurales, mecánicos, eléctricos, así como ingenieros especializados en instrumentación, geotecnia y otras ramas afines. Con capacidad de atender a la industria en general.

Podemos ejecutar proyectos de forma integral: desde los estudios de exploración, estudios conceptuales, estudios de pre-factibilidad, de factibilidad, la ingeniería básica, la ingeniería de detalle, la procura, la supervisión de la obra y hoy con BISA Construcción también popodemos encargarnos de la ejecución del proyecto.

Nuestra visión es ser líderes en desarrollo y ejecución de proyectos ampliando nuestro alcance a nivel internacional.

¿Cuál es la mayor fortaleza que tienen?

Sin lugar a dudas es nuestra gente. Es lo más valioso, gracias a ellos podemos ofrecer a nuestros clientes soluciones basadas en conocimiento técnico combinado con capacidad de gestionar los proyectos. El ser humano puede darle a un cliente la mejor solución técnica y la de menor costo, algo que no puede hacer software alguno.

¿Cuáles son los mayores desafíos?

El proyecto minero es el desafío más complejo porque el mineral no suele encontrarse en dos lugares en condiciones similares y menos, de manera idéntica. La naturaleza es caprichosa, hay que comprenderla y por ello cada proyecto es un reto distinto.

Hay que estudiar en detalle para saber cómo extraer y procesar de manera óptima el mineral valioso de un yacimiento. Igualmente importante es trabajar con respeto hacia las comunidades aledañas, lo que hace que el proyecto involucre criterios técnicos, ambientales, sociales, económicos y financieros.

Si vemos la historia de nuestro país, en diversos sectores se hacían los proyectos de manera precaria, hoy aprendimos a realizarlos con los nuevos requerimientos.

Es una ingeniería competitiva con países desarrollados.

Indudablemente. Los ingenieros peruanos que trabajamos en BISA no tenemos nada que envidiarle a quienes desarrollan estudios y proyectos en el exterior.

En reuniones con empresas nacionales y extranjeras nos manifiestan lo favorable y conveniente que es trabajar con ingeniería peruana, más que con la realizada en otro país en donde carecen por ejemplo, del conocimiento y criterios a tomar en cuenta en zonas altas de la cordillera de los Andes.

¿Están en condiciones de diseñar grandes obras de infraestructura?

Sí, actualmente lo hacemos. Participamos en varios de los grandes proyectos mineros de Perú, donde se necesita diseñar la planta concentradora, desarrollar la mina, diseñar los depósitos de relaves, la infraestructura que acompaña el proyecto, los campamentos, los caminos de acceso; elementos que implican habilidades multidisciplinarias porque hay que articular la ingeniería civil, la geotecnia, la metalurgia, la ingeniería mecánica, las tuberías, la parte eléctrica, y la instrumentación, entre otras ramas de la ingeniería.

¿En qué obras participaron?

En los últimos dos años, hicimos el estudio conceptual (scoping study) del Proyecto Pampa de Pongo de Jinzhao, otro -muy importante- el Estudio de Factibilidad de la Ampliación de Shougang Hierro Perú, una de las inversiones más grandes en el país; fue un aprendizaje tremendo.

A nivel de ingeniería básica e ingeniería de detalle, desarrollamos proyectos con Cía. de Minas Buenaventura, Cerro Verde, Antamina, Southern Perú, Volcan y El Brocal, entre otros. Parte son bajo la modalidad de Contratos Marco de Ingeniería.

En gerenciamiento de construcción participamos en el Proyecto del Muelle de Minerales de Transportadora Callao. Igualmente con el servicio de construcción en obras como carreteras (Hochschild Mining), depósitos de relaves (Buenaventura) y edificios no residenciales (Glencore Xstrata).

En esa visión, ¿Cómo proyectan crecer?

Nos dimos cuenta que los proyectos demandan atención cercana. Si están en Cajamarca es necesario estar en dicha región por lo que allí tenemos una oficina e inauguramos otra en Arequipa, con capacidad para cincuenta personas.

Asimismo en Argentina abrimos la primera oficina internacional de BISA que tiene un año; apostamos que si podemos hacer exitosamente los proyectos en Perú, otro país que requiera servicios de gestión de proyectos de ingeniería, de desarrollo de estudios, nos recibirá muy bien.

Cuando un país comienza a desarrollarse en minería, como Argentina, necesita orientación, saber qué precauciones tomar en un proyecto y qué etapas son adecuadas porque el proyecto minero tiene complejidades muy particulares y una secuencia lógica para los realizar estudios, indispensable porque las inversiones son muy grandes. Hay que ir paso a paso: Primero partir de un estudio geológico riguroso, luego el estudio conceptual, la pre-factibilidad, la factibilidad y la ingeniería de detalle, estudios necesarios para minimizar los riesgos en la inversión.

¿Qué ocurre en Argentina?

En Argentina hay muy buenas empresas de ingeniería que aún no tienen la experiencia en minería. Tienen una base técnica sólida, nosotros la complementamos con nuestra experiencia en minería.

Es importante anotar que a lo largo de un proyecto puede presentarse una serie de obstáculos, como crisis a nivel local o crisis internacionales, oscilaciones en el tipo de cambio, autoridades favorables o desfavorables al proyecto, poblaciones que no tienen claro los beneficios; eventualidades que generan riesgos y que podrían desalentar la inversión.

Sin embargo, esos factores pueden ser considerados situaciones pasajeras, con una realidad constante en el tiempo: las reservas de mineral contenidas en el yacimiento, que mientras estén allí, el potencial de desarrollo será el mismo.

La historia demuestra que los precios suben y bajan cíclicamente. Sin embargo, cuando ese mineral es económicamente interesante, habrá alguien dispuesto a invertir para extraerlo y en ese momento se necesitará una empresa encargada del desarrollo del proyecto.

Lo importante es estar preparados, tener el conocimiento técnico y mucha paciencia, porque definitivamente alguien extraerá esas reservas probadas de mineral, en este quinquenio o en el siguiente.

Los estudios de factibilidad, son modulares y contribuyen a tener una mejor visión para decidir.

El estudio de factibilidad es clave porque determinará si un proyecto es viable o no. Permite analizar cuántas reservas mineras se tiene y qué proceso metalúrgico deberá aplicarse para convertirlo en mineral valioso; qué tipo de planta concentradora deberá construirse y de qué tamaño. Cuando se hace un estudio de factibilidad de manera gruesa, no se invierten demasiado tiempo en hacer el diseño a detalle pero sí se puede saber aproximadamente cuánto se invertirá en el proyecto.

Lo diseñado se lleva a valores monetarios y en la medida que se conoce cómo será la mina y la planta, se realizan los cálculos para tener un aproximado del costo operativo. Combinando costos de inversión y operativos se completa el análisis económico del proyecto.

Luego se añaden otros estudios –riesgos, ambientales y sociales- con lo cual se completa la viabilidad técnica, económica ambiental y social del proyecto. Se evalúan los factores que pueden ponerlo en riesgo, a fin de tomar medidas a tiempo.

En el estudio tiene que haber lucidez para identificar oportunidades y riesgos. Evaluar por ejemplo: “este lugar me permitirá colocar determinada infraestructura aquí porque la topografía es favorable, sin embargo, si socialmente no lo es, prefiero ubicarla un poco más lejos, así cueste algo más, pero evito problemas desde el punto de vista social y/o ambiental”.

Así, una vez planteado el proyecto con sus parámetros principales, podemos decir “es viable”; es decir, el proyecto tiene las condiciones para salir adelante: no hay problemas sociales porque fueron evitados, no hay problemas ambientales porque fueron reducidos y llevados dentro de los rangos permisibles en todo aspecto técnico y legal.

Finalmente, hacemos la mejor evaluación para predecir los costos operativos dentro de rangos adecuados.

Los grados de aproximación en los estimados de costos de inversión pueden oscilar en un rango de entre 10 a 25 por ciento, dependiendo cuán detallados son los estudios y diseños. En un estudio de factibilidad hecho en un tiempo muy corto, tengo mayores posibilidades de tener desviaciones mayores a la hora de ejecutar su construcción. Si el estudio es detallado, puede tomar más tiempo pero tendremos menos posibilidades de desviación a la hora de construir, tanto en plazos como en costos.

Las dos opciones son válidas dependiendo de las características de cada proyecto.

En relación a estos cálculos, ¿cuánto ayudan a reducir las dudas del inversionista?

Los grados de aproximación gruesos son típicos en empresas con capital propio y que de alguna manera tienen mayor confianza en los profesionales que realizan los estudios y cálculos.

Cuando son empresas jóvenes, como las junior o las que se financian en la Bolsa de Valores o a través de una entidad financiera; quien provea el capital exigirá mayor detalle y buscará el escenario más seguro: En este caso hablamos de un Estudio de Factibilidad con mucho mayor detalle y aproximación más fina de cuánto será el costo de inversión.

En estos estudios se exige que el informe sea firmado por un geólogo reconocido internacionalmente. Las financieras buscan total seguridad en la información, porque de no tener esa garantía corren el riesgo de invertir en un proyecto donde las reservas minerales podría no ser lo que dice el informe. Son lecciones aprendidas de casos de grandes capitales invertidos en donde finalmente no se tuvieron las reservas reportadas originalmente.

Por ese motivo hoy un estudio de factibilidad bancable exige normas y estándares como el National Instrument 43-101, que garantiza un método confiable, seguro y con la rúbrica de un profesional certificado, al que se conoce como QP (Qualified Professional).

¿Qué potencial minero tiene Argentina?

Argentina tiene un potencial tremendo, tanto en el norte -en la zona próxima a San Juan- como en el sur, en la Patagonia, hay proyectos interesantes.

La cordillera de los Andes es una concentración de yacimientos importantes, y en Argentina no hay excepción, por lo tanto geológicamente es favorable, empresas de clase mundial están allí con interés en invertir, esperan que la situación sea más favorable y que las reglas estén totalmente claras.

¿Qué tienen en común la minería de Argentina con la de Perú?

Tanto en Perú como en Argentina los yacimientos están en lugares alejados, con dificultad para realizar otro tipo de actividad económica. Acá lo vemos, las minas suelen estar donde hay poca presencia del Estado, donde las comunidades viven en niveles de pobreza críticos. En Argentina ocurre lo mismo.

BISA es una de las empresas más antiguas de ingeniería en Perú

Probablemente sí. Hay otras empresas que hacen el mismo esfuerzo y luchamos para que la ingeniería nacional destaque frente a este reto que se vive en el país. Ahora dimos un paso más al crear BISA Construcción, que ofrecerá una solución completa al cliente.

En el rubro de proyectos de ingeniería hay dos tipos de contrato que son los más comunes: el EPCM, aquel que abarca ingeniería, servicio de procura y gerenciamiento de la construcción; y el EPC, que cubre ingeniería, servicio de procura y la construcción propiamente dicha. Desde el 2012 podemos atender en cualquiera de estas dos modalidades.

BISA Construcción es una realidad que complementa a BISA Consultoría.

Construimos casas, carreteras, centros de salud y centros educativos. Estamos presentes en grandes proyectos: Las Bambas y el Proyecto Inmaculada; y en ampliaciones en unidades operativas de Buenaventura como Orcopampa, Uchucchacua y La Zanja.

Estamos seguros que con responsabilidad y humildad, seguiremos creciendo y participando exitosamente en mucho otros proyectos tanto dentro como fuera del país.•

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *