Inicio Noticias Entrevista a PPK: “Necesitamos un Estado que responda a la gente”

Entrevista a PPK: “Necesitamos un Estado que responda a la gente”

17 minuto leer
103

“Lo importante es que para el Bicentenario seamos un país más unido y desarrollado”

Presidente Pedro Pablo Kuczynski en entrevista con Diario El Peruano

ppkccc

En conversación con el Diario Oficial El Peruano –el más antiguo de América–, el Jefe del Estado Pedro Pablo Kuczynski explicó cuáles son las metas con miras al Bicentenario de la Independencia, porque al 2021, recalcó, el Perú debe estar listo para poder dar el salto y caminar hacia la modernidad. En esa línea, subraya el significado de que nuestro país ingrese en la OCDE.

Presidente, Luis Alberto Sánchez decía que el Perú era el retrato de un país adolescente, mientras Jorge Basadre afirmaba que el Perú era un problema y una posibilidad. ¿Cómo define usted a nuestro país en la actualidad, sobre todo, cuál es la mirada al Bicentenario?
–El Perú, a mi juicio, es todo lo que dijeron estos sabios. A Luis Alberto Sánchez lo conocí bastante en la época en que era ministro de Energía y Minas, incluso antes. Pero el Perú es un país de mil valles. El que está detrás del cerro no sabemos quién es, es un país andino, y para los que viven en la Amazonía es muy difícil el conectarse con las otras personas que están en otro río, en otro bosque.
Entonces, es un país que tenemos que unir, conectar, porque de otra manera vamos a ser un país ancho y ajeno como decía Ciro Alegría. Ahora, creo que para conmemorar el Bicentenario de la Independencia [tenemos que unir el país] y El Peruano, que también se acerca a su bicentenario –acaba de cumplir 191 años, es el diario más viejo de América–, nos puede ayudar a unir el país y para eso tenemos que hacer que llegue a toda la Nación.
Para el Bicentenario tenemos que ocuparnos de [alcanzar] metas concretas más que de festejos; en la mayoría de los bicentenarios en América, esto no ha funcionado. Ha habido bastante gasto de dinero, fuegos artificiales. Pero lo importante es que para nuestro Bicentenario seamos un país más unido, más desarrollado, y que ponga en valor su herencia cultural, sobre todo, porque la conocen unos cuantos o pocos, en realidad.
–¿Cómo cree que la ciudadanía debe entender el Bicentenario? ¿Qué celebraremos: 200 años de libertad, 200 años de independencia, 200 años de República?
–Estaremos festejando 200 años de una República independiente. El Perú ha sido independiente a lo largo de 200 años, salvo un período triste después de la guerra con Chile. Y seguimos siendo independientes, pero en un mundo turbulento, dependemos de lo que les pasa a los mercados de las materias primas, sobre todo de los metales; dependemos de los vaivenes financieros del mundo. O sea, nadie es totalmente independiente, todo el mundo tiene alguien que le da órdenes.
Por ejemplo, siempre cito al papa. El papa es empleado de Dios, pero es empleado; yo soy empleado del pueblo peruano. Siempre vamos a depender de otros y de lo que pasa afuera.
–¿Cuál será la característica de nuestro Bicentenario? ¿Lucha contra la pobreza? ¿Hambre cero?
–No, esas metas de todas maneras se tienen que cumplir sí o sí, independientemente del Bicentenario. Espero que la mortalidad infantil baje a una cifra mínima en menos de cinco años; pero hemos retrocedido en la vacunación, hemos retrocedido en los últimos años, todavía la anemia y desnutrición siguen vigentes, sobre todo en la Sierra y en la Amazonía.
Entonces, creo que tenemos que curar eso de todas maneras. Lo que queremos para el 2021 es que el Perú esté en una posición de poder dar el salto –a los siguientes 25 años, digamos– aprovechando este período de una población todavía joven y podamos hacer un gran esfuerzo para llegar a ser un país moderno.
–Dejaríamos de ser un país subdesarrollado…
–Esa es la esperanza, ese es el objetivo. ¿Qué cosa es un país subdesarrollado? Es un país donde sus habitantes no llegan a su potencial, donde los chicos crecen pero poco; donde la expectativa de vida es más corta de lo que debería ser, donde la educación no alcanza a todos, donde la salud pública tampoco lo hace; eso es lo que estamos buscando cambiar.
–Presidente, con su elección, tenemos cuatro gobiernos democráticos consecutivos y el Perú escribe una nueva historia. ¿Qué hacer para reforzar nuestro sistema democrático?
–Bueno, nuestro sistema democrático tiene varios defectos. Primero, no hemos llegado a un buen equilibrio entre la descentralización y el Poder Ejecutivo en Lima. Tenemos que buscar una fórmula más capacitada, más equilibrada.
Segundo, tenemos un Poder Ejecutivo complejo con metas que a veces no se alcanzan y no se explican, con mucha burocracia y muchos obstáculos a la inversión, eso tenemos que arreglar.
Tercero, tenemos un Congreso que es poco respetado. Y el Congreso es el símbolo de la democracia; entonces, creo que sí tenemos que promover algunas reformas políticas que se están discutiendo para ver cómo el Congreso obtiene más respaldo de la ciudadanía, y lo mismo se puede decir del Poder Judicial, que es el otro gran poder del Estado.
–Hablando de reformas, la bicameralidad…
–Eso es algo que se puede discutir, siento que la opinión pública no cree mucho en tener más congresistas o senadores. Una fórmula podría ser: tenemos 130 ahora, que el total entre Senado y Cámara [de Diputados] sea 130; 100 en la Cámara y 30 en el Senado o algo así; y estos 30 se elegirían en alguna fórmula de uno por región y Lima que es grande y tiene un tercio de la población se llevaría 5 más. Eso es algo que discutir.
–¿Y qué tipo de Estado necesitamos? 
–Lo que necesitamos es un Estado que responda a la gente. Lo que pasa es que hay mucha rutina, mucho protocolo, mucha burocracia que hay que romper para llegar a eso.
–Presidente, ¿cuáles son sus sueños al 2021?
–Es irme tranquilo de aquí. Con la conciencia limpia, de que hice lo mejor que pude para alcanzar estos objetivos. Y deseo que los peruanos tengan salud y felicidad.
 
–Le voy a mencionar algunos temas para unas respuestas cortas. Acuerdo Nacional… 
–El Acuerdo Nacional está bien, ha perdido un poco de fuerza. Tuvo mucha fuerza en el gobierno de transición de Valentín Paniagua; en la época de [Alejandro] Toledo también, pues me tocó presidir el acuerdo un tiempo; pero ha ido perdiendo fuerza. Creo que debemos reactivarlo un poco.
–Agua y saneamiento… 
–En agua y saneamiento estamos en una situación de gran atraso, tenemos que invertir mucho dinero. Las estadísticas no nos dicen lo mal que estamos y aparte del hecho que mucha gente no tiene agua en su casa, tenemos alcantarillados que se vierten al mar, a los ríos, al lago Titicaca; es urgente que limpiemos todo eso.
–Educación… 
–Yo creo que en educación estamos progresando de una base todavía débil por la falta de recursos. Los colegios –muchos de ellos– no están en buen estado. Los maestros están mejorando poco a poco, con mejoras económicas que hemos anunciado para ellos; pero, sobre todo, hay que reacondicionar los colegios públicos que son 55,000, de los cuales 30,000 están en mal estado.
 
–Esto sí se ha priorizado para los próximos 5 años. 
–Absolutamente, hemos aterrizado aquí en un momento en que escasea el dinero debido a la caída de los metales, pero estamos buscando otras fuentes de recursos como el turismo, la agroindustria, el crédito interno que creo que va a causar una revolución económica cuando se formalice la gran masa de trabajadores informales.
–Y la seguridad ciudadana… 
–En seguridad ciudadana estamos dando los primeros grandes golpes a mafias, algunas de las cuales están asociadas con la Policía; otras que son simplemente asociadas con las drogas y otras cosas. Estamos dando golpes duros y creo que en muy poco tiempo vamos a empezar a ver un cambio.
–Lucha contra la corrupción… 
–La lucha contra la corrupción es un tremendo tema y en los poderes que nos ha otorgado el Congreso hay espacio para poner en marcha el sistema nacional anticorrupción.
–¿Qué opina del gobierno abierto? 
–El Gobierno se ha abierto bastante, hay mucha digitalización de las decisiones de la documentación, creo que podemos ir mucho más lejos, sobre todo en la parte de salud, que todavía es lenta.
–Presidente, ¿cuán importante es para el ciudadano de a pie que nuestro país ingrese en la OCDE? 
–Estuve con el secretario de la OCDE, Angel Gurría, un viejo amigo; creo que es importante, no porque nos va a traer billete, sino porque es una organización que promueve estándares de buena economía, de buen gobierno, de buen ambiente, de transparencia del punto de vista institucional. El Perú ingresará y creo que lo vamos a lograr en los próximos 3 años.
–Con eso ingresaríamos en las ligas mayores… 
–Ahí entramos en otra liga, es como estar en el club de fútbol del barrio e ir al club de fútbol nacional.
Andina
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

(OPINIÓN) Mónica Belling: Perú “Una sola fuerza” ¡Gracias selección nacional de fútbol!

ProActivo Por Mónica Belling A las 9:43 de anoche, 15 de noviembre del 2017, el primer gri…