Inicio Minería Glencore planea recortar deuda por 10.000 millones de dólares

Glencore planea recortar deuda por 10.000 millones de dólares

8 minuto leer

glencore

Glencore anunció el lunes un paquete de medidas para reducir la deuda en 10.000 millones de dólares con el fin de intentar tranquilizar a los inversores, que este año han presenciado el desplome de sus acciones en la compañía.

POR NEIL HUME, DAVID SHEPPARD Y MICHAEL POOLER | FT LONDRES

La minera y operadora de materias primas dijo que emitirá hasta 2.500 millones de dólares en nuevas acciones, recortará el dividendo, venderá activos y tratará de colocar una participación en su negocio agrícola a una tercera parte.

Glencore, que cotiza en Londres, también ha anunciado planes para suspender la producción de sus operaciones de cobre en la República Democrática del Congo y en Zambia, lo que, según la compañía, sacará 400.000 toneladas del mercado y podría dar un impulso al precio del metal.

El paquete de medidas resumido el lunes reducirá la deuda neta de Glencore de cerca de 30.000 millones de dólares a unos 20.000 millones. Las acciones del operador experimentaron una fuerte subida al conocerse el paquete, conun alza del 10,8% a primera hora de la jornada a 136,30 peniques.

Analistas de Citi señalaban a través de una nota que “esto mejora significativamente el balance de la compañía, sitúa cómodamente a Glencore en el territorio del grado de inversión de las agencias de rating bajo la mayoría de los escenarios para las materias primas, y da a la empresa flexibilidad para capear un ciclo bajista”.

Las perspectivas de rating de la minera sufrieron una revisión a la baja por parte de Standard & Poor’s la semana pasada. Sus acciones han caído más que las de sus rivales este año debido a los temores sobre su volumen de deuda. Originalmente, planeaba una reducción de 27.000 millones de dólares a finales de 2016.

Glencore explicó que la ampliación de capital sería respaldada por varios miembros de la dirección, entre ellos el consejero delegado Ivan Glasenberg, que en la actualidad posee el 8% de la compañía.

En declaraciones, Glasenberg hizo referencia a la sólida liquidez del grupo, la generación de flujo de caja libre operativo positiva, la falta de acuerdos, los modestos vencimientos a corto plazo y la reciente confirmación de sus rating crediticios.

Sin embargo, añadió: “El reciente compromiso de los accionistas en respuesta a la especulación del mercado sobre la sostenibilidad de nuestro apalancamiento pone de relieve el deseo de fortalecer y proteger nuestro balance ante la incertidumbre que impera actualmente en el mercado.

“Seguimos mostrándonos muy positivos sobre las perspectivas a largo plazopara nuestro negocio, y esto se ve reforzado por el compromiso de nuestro equipo gestor de adquirir hasta el 22% de la emisión propuesta”.

Morgan Stanley y Citigroup suscribirán el 78% de la ampliación.

Glencore anunció la suspensión del pago de dividendos hasta nueva orden, a partir del dividendo final de 2015. La firma abonará el dividendo provisional anunciado con anterioridad de 6 centavos por acción para 2015.

Esta medida ahorrará unos 2.400 millones de dólares de aquí a finales de 2016 -unos 1.600 millones de dólares del dividendo final de 2015, y alrededor de 800 millones del dividendo provisional para 2016. Glencore también pretende ahorrar 1.500 millones de dólares con la reducción del capital circulante, y de 500 a 1.000 millones mediante recortes adicionales en el gasto de capital a finales de 2016.

Además, la compañía intentaría obtener 2.000 millones de dólares de la venta de activos como la participación en sus operaciones agrícolas.

Los grupos mineros y de materias primas han sufrido con la caída de los precios de una serie de minerales y de metales, motivada por la ralentización del voraz consumo chino de materias primas.

Según el banco de inversión Merrill Lynch, teniendo en cuenta que las grandes mineras necesitan recaudar hasta 60.000 millones de dólares para recapitalizar sus balances, las compañías deberían actuar con rapidez.

La semana pasada, S&P también rebajó la perspectiva de rating para Rio Tinto de estable a negativa, lo que eleva las posibilidades de una rebaja de su calificación A en los próximos 18 meses. La advertencia se produjo pese al plan de recorte de costes de la compañía por 1.000 millones de dólares, y a que el consejero delegado de Rio, Andrew Harding, ofreció la semana pasada una visión positiva a largo plazo para los mercados del hierro y del acero.

Harding advirtió de que la producción de acero china tan sólo experimentaría un modesto crecimiento hasta 2030, pero que se incrementaría rápidamente en otros mercados emergentes del sudeste de Asia y en India.

Fuente: EXPANSIÓN

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Minería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

#PERUMIN33 Yanacocha expone innovaciones de sus procesos en zona exclusiva de pósteres

En el marco del Encuentro de Tecnología e Innovación de PERUMIN 33, se presentan diversas …