Inicio Noticias Nuevos gasoductos deben priorizar consumo interno

Nuevos gasoductos deben priorizar consumo interno

8 minuto leer

gasoductoAl 2016 el Gobierno analiza tener en construcción gasoductos al norte y centro del país. Sin embargo, preocupan las reservas de gas natural y la posible exportación de energía eléctrica barata.

Tras la recuperación del gas del Lote 88 para el consumo interno, el presidente Ollanta Humala señaló que se requiere que el país esté interconectado a través de gasoductos que partan desde Camisea (Cusco), la mayor reserva gasífera del Perú, y según expertos consultados por La República los proyectos deben estar destinados solo al consumo interno.

El mandatario adelantó que al ya licitado Gasoducto Sur Peruano (GSP) se le sumará la construcción de los gasoductos en el norte y centro del país, pues la idea del Gobierno es que al 2016 ya se tenga en ejecución toda una red nacional de gasoductos.

Carlos Herrera Descalzi, ex ministro de Energía y Minas, consideró que este cambio en la matriz energética nos convertirá en un país dependiente de gas natural.

Por tal motivo, precisó que se necesita estar plenamente seguros de contar con reservas suficientes de gas tanto para el corto, mediano y largo plazo.

“El anuncio debe ir en el sentido de lo que nos interesa como país y ver su factibilidad para cubrir un periodo grande de 30 a 40 años, para no tener intranquilidades”, afirmó.

Para el experto no existe duda de que estos proyectos tienen viabilidad técnica dado que ambos gasoductos derivarían del central, que viene a la costa, como del que se empezará a construir hacia el sur,  así como de la parte que falta ampliar.

“Desde la zona de Ayacucho se pueden sacar ramales que vayan por la costa norte del Perú, ya que se podría llegar incluso hasta Pasco. La ingeniería allí no es más definición que el Gasoducto Sur Peruano, entonces no habría problemas”, señaló.

CONSUMO INTERNO

Rafael Laca Sánchez, experto en temas eléctricos, apuntó más bien que el tema de fondo es determinar si estos gasoductos van a ir destinados para el consumo interno o solo servirán para exportar energía eléctrica, que se genera con gas barato del Lote 88, a los países vecinos.

“Ese gas debe ser exclusivamente para el consumo interno porque si se va a exportar a Chile como electricidad a un precio que cuesta la tercera parte del valor que tiene allá, entonces se está malinformado”, aseveró.

Hoy los grandes consumidores de gas son las termoeléctricas (representan el 60%), seguidas de las industrias (con 35%), y los usuarios residenciales tienen el 5% restante, razón por la cual Laca Sánchez precisó que no serán estos últimos quienes financien el gas, pero que aún así es función del Estado dotar de este recurso barato a la población.

“Si la construcción de estos gasoductos va a ser subsidiada por los usuarios residenciales, como ocurre con el GSP, para luego exportar energía a Chile, entonces se debería hacer un estudio acerca de la demanda, a cargo de Proinversión, y determinar recién si es factible”, refirió.

El especialista se mostró de acuerdo con la exportación de energía, pero no del Lote 88, sino de otros pozos, pues de lo contrario repetiríamos historias como la Argentina que “se comió todo su gas en 20 años” y hoy deben comprarle a Bolivia. En ese sentido, aseguró que debe haber un mix de centrales hidroeléctricas y termoeléctricas, pero eso solo se hará con  evaluaciones estadísticas y análisis previos. Indicó que la cultura del gas natural se puede ir generando con el gas virtual en las regiones para luego lograr la masificación.

EL MEM INICIA ESTUDIOS

Edwin Quintanilla, viceministro de Energía, comentó que en el MEM ya se empezaron a analizar estos proyectos y “según entiendo en los próximos días habrá un dispositivo que genere la pauta para esto”.

Agregó que se tendrá que espera los análisis, lo cual demandará una evaluación muy seria que debe justificarse apropiadamente y después se hará una convocatoria; sin embargo, remarcó que el tema se está tomando con bastante anticipación.

Quintanilla dijo que la demanda actual de gas natural asciende a 500 millones de pies cúbicos, pero si nos fijamos en el total de reservas probadas y posibles para el mercado nacional de los Lotes 88, 58 y otro lote más en la costa, se tendrá oferta suficiente para que se desarrollen gasoductos.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Convocan a grupo técnico de minería y energía para atender parque Baguaja Sonene

Con objetivo de analizar la problemática de la minería informal y la energía, en la Zona d…