4gggg

 

Si poco más de la mitad de habitantes de un país – 15,4 millones de peruanos – son usuarios de Internet móvil significa que estamos ante un servicio prioritario para la mayoría. Revisar el correo desde el celular, actualizar las redes sociales en cualquier momento, descargar música o ver videos ya no son actividades propias de tres de cada diez ciudadanos, sino que en un año pasamos a 51% de penetración y dentro de cuatro años serán siete de cada 10 los internautas móviles y tres de ellos, según Cisco, usarán redes 4G LTE.

Las conexiones vía 4G LTE hoy solo son usadas por aproximadamente cuatro millones de peruanos pues los costos de los equipos y los planes de datos que la ofrecen suelen ser un poco más elevados que las generaciones anteriores (3G o 2G), sin embargo su tendencia de adopción es imparable gracias a que se trata de una tecnología idónea en términos de velocidad de transmisión para el tráfico de datos que genera navegar en Internet, según explica el catedrático de la UPC, Carlos Váldez.

Ante esta necesidad real para la mayoría la pregunta básica es: ¿Tenemos hoy la infraestructura adecuada para soportar este tráfico? ¿Existe un plan de inversiones para contar con un servicio adecuado en los próximos añossi sigue creciendo el número de usuarios? Desde Osiptel y Afin (Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional) se viene repitiendo desde hace varios años que arrastramos un déficit de infraestructura, básicamente antenas. Solo en Lima, según el regulador, el déficit es de 1.734 estaciones base y a nivel nacional faltan más de 7.145, pero Afin eleva al doble el requerimiento (mínimo 14 mil antenas).

INVERSIONES ESPERADAS

En el mercado peruano, según Osiptel, una antena 2G ( una celda de telefonía móvil PICO o pequeña) tiene un costo aproximado de US$ 50 mil y permite cubrir un área de 1 km., mientras que una antena para 3G o 4G (Macro) se cotiza en alrededor de US$300 mil y da una cobertura de 10 kilómetros. Basados en dichas cifras los analistas del sector calcular que faltan invertir un mínimo US$2.100 millones solo en antenas.

Pero eso no es todo. O el cálculo no es tan simple ni pequeño si nos enfocamos solo en la tecnología 4G, la cual se podrá desplegar en el país usando los dos tipos de frecuencias (una alta y una baja) que ha licitado el Estado. En el primer proceso los ganadores – Movistar y Entel – anunciaron inversiones por aproximadamente US$400 millones cada uno para desplegar las redes 4G (US$800 millones entre los dos). En el segundo proceso ninguno de los tres ganadores – Movistar, Entel y Claro – ha confirmado la cifra exacta de dinero que invertirán para el nuevo grupo de distritos incluidos en las obligaciones de cobertura, pero desde 5G Américas José Otero es claro al afirmar que se necesitarán al menos el doble de lo que pagaron por la licencia. Eso quiere decir que si se invirtió en promedio US$300 millones cada uno, en infraestructura necesitarán unos US$600 millones por cabeza, US$1800 millones en total para esta banda y US$2.600 millones entre las dos frecuencias.

Carlos Valdez aclara que la proporción de antenas 4G LTE que se necesitan para cubrir un área usando la nueva banda licitada (700 Mhz) es la mitad de las que se necesita para cubrir el mismo espacio con la banda alta licitada en el 2013. “Por ejemplo en un entorno urbano denso, de alta demanda de tráfico con mucha concentración de usuarios, la cobertura de una celda en frecuencia baja podría ser de hasta 600 m mientras que en una banda de frecuencia alta podría ser de hasta 300 m. En una zona suburbana, que no es rural, en banda de frecuencia baja podría llegar hasta 2.5Km y en banda alta hasta 1,3Km”, añade el consultor James Arellano.

Valdez recalca que para instalar estas antenas se pueden aprovechar las estaciones bases que ya tienen montadas los operadores con antenas 3G y 2G al interior del país y solo basta agregarles las celdas 4G, pero aún con estas sinergias los gastos requeridos son superiores porque se trata de una gran variedad de distritos a los cuales llegar. Es claro que quien ya tiene estaciones montadas tendrá un menor gasto, pero igual los planes de todos los operadores deberán ser intensos, incluido Bitel, que no gano la licitación pero igual aseguró que ofrecerán el servicio desde fines de este año.

BASE INSTALADA

En términos de inversiones, en el país hasta ahora se tiene claro el gasto en licencias para 4G LTE desplegado. Los operadores informaron que han invertido: US$ 467,2 millones en el caso de Movistar, US$595 millones por parte de Entel y Claro con US$306 millones. Eso da un total de US$1.368 millones en licencias, a los cuales habrá que sumar más adelante lo desplegado en infraestructura (y que se calcula bordeará los US$2.600 millones) y permitiría inferir que para desplegar la tecnología se requerió alrededor de US$4.000 millones. En la región, según la GSMA, los operadores ya van alrededor de US$8 mil millones destinados a 4G y apenas es el inicio.

Si observamos la base instalada, según Osiptel, se cuenta en el país con 15.184 estaciones base, de las cuales una tercera parte son para 4G LTE, pero en cinco años esa proporción variará drásticamente y podrían ser dos tercios del total. Hasta ahora, en el caso de Claro, de las 3.349 montadas, 1.137 son 4G; en Entel 2.396 de las 2.811 instaladas son 4G y en Movistar lo son 1.962 de las 6.458 que poseen.

 

El Comercio

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Necesitamos grandes empresas peruanas

Por: Ing. Rómulo Mucho Así como la familia es la célula fundamental de la sociedad, la emp…