Durante la tercera semana de setiembre, la junta de acreedores de Doe Run Perú tendrá que decidir la aprobación de los detalles relacionados al valor convencional, las bases de subasta y los modelos de contrato de compra y venta del complejo metalúrgico de La Oroya y la unidad minera Cobriza, ubicados en Junín y Huancavelica, respectivamente.

Para ello, los acreedores de Doe Run Perú se reunirán el próximo 13 y 18 de setiembre.

También decidirán la ratificación o designación del liquidador concursal () sobre los activos de Doe Run Perú.

Fuente: Gestión