producción de petróleo

(Foto: Reuters)

La oferta de petróleo superará pronto a la demanda, ya que algunos productores están listos para bombear a máximos históricos o niveles superiores, afirmó la Agencia Internacional de Energía (AIE), mientras que el consumo se mantendrá a pesar de la propagación de la variante ómicron.

Esta vez, el aumento de casos está teniendo un impacto más leve en el uso del petróleo”, señaló la AIE, con sede en París, en su informe mensual sobre el mercado petrolero.

El aumento constante en la oferta podría hacer que se materialice un superávit significativo en el primer semestre del 2022 y en el futuro”, dijo, con Estados Unidos, Canadá y Brasil listos para bombear en máximos históricos para el año, mientras que Arabia Saudita y Rusia también podrían superar sus registros producción.

El suministro mundial de crudo en el 2022 tiene el potencial de una ganancia masiva impulsada por Arabia Saudita de 6.2 millones de bpd (barriles por día), siempre que la alianza OPEP+ continúe revirtiendo el resto de su recorte récord de suministro del 2020″, señaló.

La OPEP y otros productores, incluida Rusia, un grupo conocido como OPEP+, está revirtiendo los recortes de producción récord establecidos el año pasado para contrarrestar la caída de la demanda causada por la pandemia.

Su plan exige sumar 400,000 bpd de producción por mes para terminar por completo con los recortes a fines de setiembre, aunque algunos países están luchando por aumentar incluso más la producción, luego de que en diciembre la extracción de la OPEP+ estuvo unos 790,000 bpd por debajo de su objetivo.

Las medidas de confinamiento moderadas implicarán que la movilidad seguirá siendo sólida, agregó la AIE, lo que llevó al regulador de energía a aumentar su estimación de demanda de petróleo para el año pasado y en 200,000 bpd para el 2022.

Las interrupciones en el suministro y el bajo rendimiento de la OPEP+ están moderando las expectativas de crecimiento (de la demanda) para el 2022″, dijo.

No obstante, la AIE advirtió que con las existencias comerciales de petróleo y combustible en los países de la OCDE en sus niveles más bajos en siete años, cualquier reducción del suministro podría volver volátil el mercado petrolero en el 2022.

Fuente: Reuters