aluminio

El cotizaba el jueves cerca de un máximo de dos meses, impulsado por esperanzas de una mayor demanda en aumentaron el sentimiento, aunque se calcula que un mercado mundial con exceso de oferta y grandes excedentes limiten las ganancias.

A las 1022 GMT, el en la Bolsa de Metales de Londres () ganaba un 0,2% a 1.528 dólares la tonelada.

El cobre a tres meses en la () subía un 0,9% a 5.305 dólares la tonelada, mientras que el contrato a julio en la Bolsa de Futuros de Shanghái (ShFE), el más negociado, bajó un 0,3% a 43.700 yuanes (6.109,24 dólares) la tonelada.

Los precios del , usado en las industrias de transporte y embalaje llegaron más temprano a los 1.534 dólares, igualando el pico del miércoles y el más nivel más alto desde el 31 de marzo.

“Se produce más aluminio del que se consume”, dijo Carsten Menke, analista de Julius Baer. “La demanda de sectores industriales clave como los automóviles volverá gradualmente y los recortes de producción para equilibrar el mercado realmente no están ocurriendo”.

La caída de los costos de insumos como energía, alúmina y carbono ha permitido que las fundiciones de aluminio sigan produciendo, a pesar de los bajos precios y las pérdidas.

Además, las expectativas de una mayor demanda de aluminio cuando aumenta la actividad industrial en han ayudado a impulsar los precios en la y en la ShFE desde principios de abril.

Las existencias de aluminio en depósitos registrado ante la LME han aumentado más del 50% a más de 1,49 millones de toneladas desde mediados de marzo.