fundición de cobre

(Foto: Reuters)

Los precios del aluminio se elevaron a un máximo de 10 años el jueves debido a la creciente preocupación de que las restricciones a la producción del metal en China estén causando escasez de suministro.

A las 1108 GMT, el aluminio de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0.6% a US$ 2,705.50 la tonelada luego de llegar a los US$ 2,734.50, su nivel más alto desde mayo del 2011.

El cobre en la LME cedía un 0.1% a US$ 9,329.50 la tonelada.

La menor producción china está transformando un mercado que estuvo ampliamente abastecido durante años, dijo el analista independiente Robin Bhar.

Estamos viendo que los inventarios se reducen para tratar de llenar la brecha entre la oferta y la demanda”, afirmó, pronosticando que los precios subirían por encima de los US$ 3,000.

Lee también:  Richard Adkerson, CEO de Freeport-McMoRan: Los objetivos climáticos mundiales requieren más minas de cobre

Más de 2 millones de toneladas de la capacidad anual de aluminio de China, el 6% del total, se paralizaron en China este año y ese número podría aumentar, según Antaike.

China produce más de la mitad del suministro mundial de aluminio primario. Varios gobiernos locales han restringido el consumo de electricidad o la producción de metal de los fabricantes de aluminio debido a la escasez de suministro de energía y la presión para reducir la contaminación.

Las existencias de aluminio en los almacenes registrados en la LME han caído de casi 2 millones de toneladas en marzo a un poco más de 1.3 millones de toneladas.

Fuente: Reuters