AMSAC certifica su gestión antisoborno con ISO 37001

  • Empresa pública peruana se alinea a los más altos estándares internacionales de integridad y lucha anticorrupción.

La empresa pública Activos Mineros SAC (AMSAC) – especializada en remediación de pasivos ambientales mineros en el Perú – obtuvo la certificación ISO 37001, otorgada por TÜV Rheinland, de Alemania, la cual acredita el buen desempeño de su gestión antisoborno en el ámbito de su política institucional y los lineamientos corporativos del Fonafe.

El sistema de gestión antisoborno ISO 37001 es una herramienta estratégica para las empresas, toda vez que establece requisitos para prevenir, detectar y enfrentar posibles actos de soborno, así como para cumplir la normativa legal anticorrupción y los compromisos voluntarios aplicables.

Ver también:  AMSAC ejecutó s/ 169.5 millones en proyectos de remediación medioambiental minera en 2023

Al respecto, el gerente general de AMSAC, Antonio Montenegro, sostuvo que esta certificación internacional evidencia el reconocimiento a la gestión íntegra y ética de la empresa pública peruana en sus proyectos de remediación y de apoyo a la supervisión de la inversión privada.

“Hoy marcamos un hito importante con la certificación de nuestra gestión antisoborno, la cual es posible gracias al compromiso ético y el trabajo de cada uno de los colaboradores que forman parte de nuestra organización”, sostuvo.

El funcionario indicó que la certificación obtenida se traduce en el despliegue de objetivos, acciones y controles antisoborno en las actividades de AMSAC, así como de sus contratistas, en el marco de la legislación aplicable y los requisitos de la norma ISO 37001:2016.

Ver también:  Pasco: AMSAC presentó el Plan de Cierre Ambiental de la Relavera Quiulacocha

“En el actual contexto de crisis de confianza, el hecho que AMSAC cuente con un sistema de gestión antisoborno con alcance a todos nuestros procesos, nos llena de orgullo porque nos pone a la par de los más altos estándares de integridad y lucha anticorrupción que ponen en práctica reconocidas instituciones privadas a nivel mundial”, concluyó Montenegro.