minería en Perú

(Foto: Andina)

ProActivo | Ante el alza del precio del cobre, cuyo ciclo se mantendría por algunos años, los nuevos proyectos mineros del metal rojo deberían tener incentivos más elevados de las autoridades competentes para su desarrollo. Así lo sostuvo Víctor Pedraglio, gerente de Planeamiento Financiero de la Southern Perú Cooper Corporation (SPCC).

El ejecutivo declaró que en el análisis que han desarrollado sí se tendrá un precio por encima del incentivo, aunque no demasiado elevado, “hay que considerar el hecho que los proyectos nuevos de alguna manera necesitarían un precio quizás mayor de lo que se considera el incentivo, de 3.25 o 3.50 dólares la libra”, explicó al intervenir en un evento sobre el Ciclo del cobre y posicionamiento del Perú organizado por Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

Habrá precio elevado pero no en demasía

Contrariamente a la opinión de algunos analistas –que se dará un súper ciclo del precio del cobre que llegará hasta cinco o seis dólares (la libra de cobre)- Pedraglio consideró que, si bien el precio del metal rojo se mantendrá en alza, no será en demasía.

Lee también:  ¿Qué está impulsando la recuperación del cobre?

“Vamos a tener algunos de años de un precio por encima del incentivo, pero nada demasiado elevado, por lo que los nuevos proyectos cupríferos necesitarían mayores incentivos en medio de la crisis económica y sanitaria que vivimos”afirmó Pedraglio en declaraciones recogidas por ProActivo.

Opex y Capex

A su turno, Francisco Acuña, consultor de CRU, destacó que entre Chile y Perú, representan el 40% de la producción de cobre del mundo, pero que estos países padecen actualmente presiones como la inflación del  opex y  capex.

En ese sentido expresó la necesidad de buscar puntos de equilibrio ante un escenario de precios altos en los opex y capex.

“También hay que considerar los drivers de la demanda a largo plazo de la economía verde, y del rol que puede jugar el cobre en  este campo, que deviene en mayor escrutinio sobre de dónde viene ese cobre, y si es entre comillas ‘verde’”.

Acotó que ese factor podría hacer que el capex del proyecto aumente aún más, para poder cumplir con todos los requerimientos ambientales y sociales, “que los inversionistas hoy quieren ver”.

Lee también:  El cobre sufre la mayor caída diaria en siete meses en plena racha alcista

“Esto impone una transición a las energías renovables de las operaciones mineras. En el caso de las minas de regiones áridas como ocurre en el norte de Chile, el problema es mayor por el agua, mientras que en Perú las zonas mineras no están en zonas de crisis hídrica, aunque se está demandando uso de agua desalada”, apuntó.

Tecnología

Acuña informó que entre los desafíos que afronta el sector, está el cambio tecnológico asociado a la automatización de equipos y el consumo de energía, ya que gran parte de las emisiones más difíciles de abatir provienen de la industria minera por su consumo de combustibles fósiles.

“Otro desafío que la industria va a tener, es la presión en el alza del capex del proyecto; sin embargo, en algunos de sus escenarios hemos visto que en términos reales hacia el 2030, los precios de incentivos se mantienen entre 3 y 3.5 dólares la libra, pero en términos nominales va a subir un poco”, indicó.

Lee también:  Freeport Indonesia inicia construcción de fundición de cobre de US$ 3,000 millones

Dijo que, además, aparecen ciertos escenarios bajo el cual, ante una muy alta demanda o un alto aumento sistemático en el capex del proyecto, hay el riesgo asociado al pago de regalías, impuestos y al tema medio ambiental, “que va a obligar a la industria minera a tener proyectos más caros”.

Acuña declaró que la industria minera deberá afrontar estas nuevas situaciones para poder tener mayor competitividad. Entre otros aspectos señaló la necesidad de facilitar el acceso a la energía renovable, al agua desalada; y a otro tipo de incentivos en electrificación y  uso de hidrógeno verde.