Andrés Recalde

Así afirmó , integrante de la Comisión Organizadora del XII Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores ( 2021).

¿Cuáles considera que son objetivos del XII Congreso de Prospectores y Exploradores ( 2021)?

Considero que el congreso buscará enfocarse en la innovación, éxitos en la exploración y la transición óptima de exploración a mina.

Por mi parte, me integro para apoyar en la difusión de innovación tecnológica además de destacar la importancia de dar un enfoque de gestión social a la innovación en exploración, éxitos en la exploración y transición óptima en exploración a mina.

Actualmente, las etapas primarias de un ciclo de vida de un proyecto minero; es decir, la prospección y la exploración, no están exentas de una buena gestión social. Así, por ejemplo, en el ya hay proyectos de exploración donde se tiene los elementos de una buena gestión social, con actores sociales locales y oficiales como son los gobiernos locales o regionales.

¿Qué labores se están realizando a nivel de la comisión para lograr estos objetivos?

Por mi parte es lograr los contactos e interesar a las empresas exploradoras de Canadá –donde actualmente vivo y tengo la oportunidad de conocer al círculo de inversionistas, a las casas de inversión, a los analistas de bolsas, a la gente de la Bolsa de Valores de Toronto- a que vean a como una evidencia del que es un campo muy grande, muy variado, con muchas oportunidades para poder invertir en exploración.

¿Cuál será la contribución del proEXPLO 2021 a la peruana y mundial?

Recordemos que el a diferencia de otros países es un país donde se encuentra la mayoría de metales más importantes y comerciales a nivel mundial y están diseminados a lo largo y ancho de todo el territorio; tenemos una riqueza mineralógica muy grande y eso es lo que atrae.

Una anécdota, todos los geólogos con experiencia que conozco han estado en el Perú y señalan que nuestro país es el destino obligado para quien busca tener experiencia relevante en la exploración minera. Esto ya nos dice bastante de lo atractivo y útil que es tener al Perú en la experiencia de los geólogos; especialmente para la inversión canadiense, la cual representa cerca del 80% del total de la inversión en exploración mundial.

¿Qué mensaje espera que se lleven los participantes al finalizar el proEXPLO 2021?

El interés de la comisión organizadora y mi compromiso con la comisión es alentar que se vea que en el Perú es posible ser altamente innovadores en la exploración y en la prospección; tenemos mucha calidad profesional y técnica.

Hace un momento mencionó el enfoque de gestión social. ¿Por qué resulta importante en los ?

En la gestión social en exploración y prospección siempre hay un principio muy importante: el ciclo minero debe empezar bien en todos sus aspectos, ambiental, tecnológico, financiero.

No obstante, es una etapa de mucho riesgo porque no todos los proyectos de exploración resultan en un activo importante comercialmente; es decir, puede haber mineral pero no la cantidad o grado de ley suficiente para hacer atractiva la inversión.

Entonces, en paralelo a eso, es importante la imagen que se crea con ese contacto inicial entre la empresa con los grupos de interés locales; porque esta imagen tiene que ser bajo un esquema que vea que se está representando a una industria, no se está representado a una empresa. A lo que me refiero es que hay profesionales que ven a la exploración minera como que se debe hacer muy rápido y no importa lo que diga o vea la gente del entorno local. Esto es un error.

Mi trabajo con exploradores canadienses es hacerles ver que la inversión que hagan, por más corta o sencilla, tiene que ser profesional y tiene que dar valor a la presencia de la industria; no al proyecto el cual puede estar 2 semanas, pero si en ese tiempo se comenten muchos errores, será la industria la que saldrá mal parada porque la población ya no verá a la industria con ojos amigables, va a dudar y esa duda se convierte en temor y si ese temor crece se convierte en conflicto.

Mi mensaje es animar a las empresas a utilizar los principios y metodologías básicas de relacionamiento, de gestión social de una manera que den valor a pesar que estén poco tiempo en la zona, pero que no dejen un mal precedente para la industria.

El IIMP pone bastante énfasis en hacer bien este tema y proEXPLO no es una excepción. Tenemos que incorporar esta parte de gestión social para hacerlo de forma adecuada, a pesar de ser corta a pesar de no ser una inversión grande, pero tiene que hacerse bien. Creo que es un aspecto importante, paralelo a la buena exploración a la innovación tecnológica, paralelo a los éxitos de exploración; paralelo a una transición de exploración a mina -que es lo más sensible tiene- tiene que haber un adecuado manejo de gestión social para que todos estén satisfechos de la presencia de la industria minera.

¿Qué experiencias de la de Canadá considera que se pueden replicar en la peruana?

No creo que en el tema de manejo tecnológico, financiero o ambiental a nivel del Perú nos falte nada comparada con la experiencia canadiense. El mismo esquema regulatorio que existe en Canadá se repite en todos los países, obviamente hay matices de aplicación, de profundidad. Yo creo que en el Perú tenemos un buen esquema regulatorio y si bien nada es perfecto, pero funciona, se puede iniciar y culminar bien; hay evidencia de eso y no es que nuestro sistema regulatorio entorpezca todo; se puede demorar pero se logra un final.

De otro lado, atendiendo a la consulta, creo la diferencia entre Canadá y el Perú va más por el lado de la gobernanza comunitaria. Me refiero a que si se tiene un proceso de consulta, en Canadá el poblador promedio está acostumbrado a expresarse, hay medios para expresar su voluntad, su preferencia, su opinión. En el Perú esa parte no estamos acostumbrados a seguir un proceso donde la gente se haga escuchar, que la opinión sea parte de algo y como sentimos que no hay la presencia del Estado –frase que yo discuto– recurrimos a los caminos de presión ya sea con un partido o con una forma que la ley no cubre y nos pasamos por ahí para ya no un diálogo donde todos sean beneficiados, sino más bien un diálogo donde yo considero que mi mensaje los demás tienen que obedecer; y eso en Canadá es diferente.

Recordemos que en Canadá se tiene a los grupos nativos e indígenas, quienes tiene por regulación, por leyes canadienses, mecanismos claros de consulta y si esa negociación con una empresa exploradora o prospectora no es de su mejor interés, tienen mecanismos para mejorarlo o para cancelarlo; pero no se llega a conflictos. Si se revisa la historia es bien raro encontrar un conflicto entre una empresa minera y una comunidad indígena, porque hay mecanismos de diálogos y de conciliación que están activos y vigentes si hay la voluntad de beneficiarse ambas partes.

En el Perú hace falta ese juego democrático, ese juego de diálogos que todos se pueden beneficiar. No lo tenemos todavía muy maduro, pero estamos llegando con las nuevas generaciones podríamos hacer ver que todos se podrían beneficiar.

Se debe tener presente que el mineral en el subsuelo carece de valor económico; por ello, hay que extraerlo con tecnología y capitales; pero el producto de esa extracción tiene que beneficiar a la mayor cantidad de actores. Ahora los mecanismos de negociación tienen defectos, pero la empresa con la ayuda del gobierno tienen que demostrar que es posible distribuir de una manera que beneficie de manera positiva a todos.

Lee también:  Buenaventura: planes y proyectos de su diversificado portafolio minero 2021 (Exclusivo)

Fuente: proEXPLO 2021