Anglo American forestó las primeras 10 hectáreas del bosque de queñuas en Quellaveco

  • La empresa está apuntando generar un impacto neto positivo en la biodiversidad a través de su Plan de Minería Sostenible.

Anglo American, de la mano de sus colaboradores, ha forestado las primeras 10 hectáreas del bosque de queñuas que vienen siendo sembradas en la zona de influencia directa de la mina Quellaveco. Durante la última semana, más de mil 800 plantones se colocaron en jornadas de voluntariado donde participaron trabajadores de Anglo American y sus contratistas, bajo el lema “Quellaveco deja huella verde”. El objetivo es cubrir una extensión de 100 hectáreas con esta especie.

La queñua es una especie nativa vulnerable, categorizada como “en peligro”, y por esta razón es protegida por el Estado peruano y la empresa privada.

Ver también:  Cerro Verde continúa liderando la producción de cobre en Perú

Anglo American forestó las primeras 10 hectáreas del bosque de queñuas en Quellaveco

El primer paso para la generación del bosque de queñuas fue la implementación de un moderno invernadero inteligente, con capacidad para albergar a más de 70 mil plantones de queñua, que son recogidos por especialistas moqueguanos y algunos integrantes de las comunidades vecinas. El invernadero cuenta con sistemas de riego automatizado, ventilación y calefacción, que se activan de acuerdo con las necesidades de la planta. Antes de ser llevados a campo pasan por un periodo de aclimatación para resistir los embates del clima.

Anglo American forestó las primeras 10 hectáreas del bosque de queñuas en Quellaveco

Enrique Cachicatari, supervisor de Biodiversidad de Anglo American, explica que la queñua aporta distintos beneficios al medio ambiente, ya que su presencia evita la erosión de los suelos, retiene agua de lluvias, y en sus troncos viven distintas especies de aves como el “pico de cono de los tamarugales”.

Ver también:  ENGIE entrega a Anglo American la primera certificación del Perú por el uso de energía renovable no-convencional en gran minería

La forestación con queñuas empezó en febrero de 2021 y continuará en los próximos años de manera más intensiva, hasta completar la meta de 100 hectáreas. Con el involucramiento de los trabajadores en estas tareas, Anglo American busca generar conciencia sobre el rol importante que tiene cada uno de ellos para crear entornos saludables, de acuerdo con las políticas de sostenibilidad de la compañía.

“Anglo American está formando este bosque de queñuas porque es bueno para nuestra salud, el medio ambiente y nuestra comunidad” señala Verónica Ramos, quien es de la comunidad vecina de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala, y trabajadora de la empresa Pino, encargada para el estudio y manejo de la queñua.

Ver también:  Anglo American: La minería y los retos de una Moquegua sostenible y próspera

Este bosque de queñuas, que será una zona especial de conservación de esta especie, es parte de los compromisos con Moquegua y uno de los objetivos del Plan de Minería Sostenible de Anglo American, el cual busca un impacto neto positivo, es decir, que la biodiversidad tenga mejores condiciones a las que tenía antes de la llegada de Quellaveco.