Megapuerto de Chancay

El Megapuerto de Chancay, un ambicioso proyecto que ha sido elogiado como el “caballo de batalla” del Gobierno peruano, enfrenta un importante revés debido a una controversia sobre un acuerdo de exclusividad con el consorcio mayoritariamente chino Cosco Shipping Ports Chancay Perú S.A. Esta situación ha generado una demanda por parte del Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) para anular dicho acuerdo, argumentando que contraviene los principios de libre competencia y legalidad administrativa.

El acuerdo en cuestión, establecido en la Resolución de Acuerdo de Directorio 0008-2021-APN-DIR, otorga exclusividad al consorcio Cosco Shipping para la explotación de servicios esenciales en la infraestructura portuaria del Megapuerto de Chancay. Sin embargo, el MTC considera que esta cláusula va en contra de los principios constitucionales y legales que promueven la competencia en el mercado.

Ver también:  ABB amplía su cartera de productos de electrificación con adquisición del negocio de accesorios de cableado de Siemens en China

La Procuraduría del MTC ha presentado una demanda en el Poder Judicial argumentando que esta exclusividad no cumple con el principio de libre competencia establecido en la Constitución Política y la Ley del Sistema Portuario Nacional. La Constitución prohíbe los monopolios y el abuso de posiciones dominantes, mientras que la Ley del Sistema Portuario Nacional prohíbe prácticas que restrinjan la competencia.

El presidente del directorio de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), Walter Tapia Zanabria, reconoció el error en el acuerdo de exclusividad y aseguró que se está trabajando para corregirlo a través de una nulidad judicial. Tapia enfatizó que esta corrección no afectará el inicio de operaciones del Megapuerto de Chancay, programado para noviembre de este año, y que se ha coordinado con la empresa Cosco para garantizar la continuidad de los servicios portuarios durante este proceso.

Ver también:  Zijin Mining planea aumentar su producción de cobre en 50% para el 2028

El Megapuerto de Chancay, con un avance del 76%, se proyecta como un importante hub marítimo en América Latina. Sin embargo, la controversia actual resalta la importancia de garantizar un entorno de competencia justa y transparente en el desarrollo de proyectos de esta envergadura. La anulación del acuerdo de exclusividad podría abrir nuevas oportunidades para la participación de otros actores en el mercado portuario peruano, promoviendo la competencia y la eficiencia en beneficio de la economía del país.

En resumen, la disputa en torno al acuerdo de exclusividad del Megapuerto de Chancay subraya la necesidad de equilibrar los intereses comerciales con los principios de competencia y legalidad en el desarrollo de infraestructura portuaria en Perú. La resolución de este conflicto no solo será crucial para el futuro del proyecto, sino también para la promoción de un ambiente empresarial justo y competitivo en el país.

Ver también:  Ceder a China el control total del Megapuerto de Chancay sería un error administrativo