Minera Escondida

La angloaustraliana BHP anunció que las negociaciones con el sindicato de trabajadores de la Minera Escondida, que produce la mayor cantidad de cobre del mundo en el norte de Chile, concluyeron con un acuerdo que podría evitar la huelga.

En un comunicado, BHP informó que “la Compañía y la directiva del Sindicato N°1 de Trabajadores han concluido el proceso de negociación, llegando a un contenido final de contrato colectivo y condiciones de cierre”.

De acuerdo a la compañía, el poderoso sindicato “someterá este acuerdo a la ratificación de las bases”.

Los trabajadores habían aprobado el 31 de julio por un 99.5% iniciar una huelga legal. Entonces, pedían un bono de reconocimiento a su labor durante la pandemia del COVID-19 y un plan de desarrollo de carrera y beneficios de educación para sus hijos.

Lee también:  Hochschild escinde su proyecto de tierras raras en Chile

Las condiciones del acuerdo alcanzado no fueron informadas.

Las negociaciones -regladas por la Dirección del Trabajo y que tienen un plazo total de 10 días- se extenderán por dos días adicionales. Es decir, hasta el jueves 12 de agosto, “fecha en la cual deberá suscribirse el nuevo contrato colectivo”.

En el 2017, los trabajadores de Escondida realizaron una huelga de 44 días, la más prolongada de la historia de la minería chilena. El paro generó US$ 740 millones de pérdidas a la compañía y significó una contracción de cerca de 1.3% del PBI chileno.

Con una producción anual de 5.6 millones de toneladas de cobre, equivalente al 28% de la oferta global, Chile es el primer productor del metal. La minería representa para el país entre un 10% y 15% del PBI y la mitad de sus exportaciones anuales.

Lee también:  Hidrógeno abre camino en Chile hacia minería neutra en carbono

De acuerdo con el sindicato, en medio de un alza histórica en el precio del metal en los mercados internacionales, que sobrepasó los US$ 10,000 por tonelada, Minera Escondida proyecta ingresos por más de US$ 10,000 millones este año.

Medios locales indican que la empresa ofreció a los trabajadores beneficios por unos US$ 23,000, entre préstamos y bonos por asociados a diferentes acciones.

Escondida es un yacimiento de cobre a tajo abierto ubicado en la región de Antofagasta, en el norte del país, que produce cerca de 1.1 millones de toneladas del metal al año. Sus propietarios son las angloaustraliana BHP (57.5%) y Rio Tinto (30%) y la japonesa Jeco (12.5%).

Fuente: Agencia AFP