Biodiesel B100

El 25 de octubre de 2016 el Indecopi emitió una resolución que aplicaba derechos antidumping a las importaciones de biodiesel (B100) proveniente de Argentina por un periodo de cinco años.

Así, la vigencia de la resolución Nª 189-2016/CDB-INDECOPI culminó el pasado 27 de enero del 2021, en tanto a la fecha no ha sido emitida una norma que ratifique la aplicación de esos derechos antidumping, alerta la Asociación de Productores de Palma Aceitera.

En diálogo con Gestión.pe el presidente de dicha asociación, Ledgard Arévalo, explica que el biodiesel -el combustible más amigable con el medio ambiente- se produce a partir del aceite crudo de palma; en tanto de no rectificar los derechos antidumping ingresará el biodiesel subsidiado de Argentina a precios más bajos y las empresas nacionales no podrán competir ante ese precio.

La preocupación aumenta porque en diciembre del 2019 la Cámara Argentina de Biodiesel (CARBIO) inició un proceso ante Indecopi para dejar sin efecto estos derechos, argumentando un cambio de circunstancias de las originales que los motivaron. Indecopi anunció la revisión de los Derechos Compensatorios (DC) y Derechos Antidumping (DA) impuestos al B100 proveniente de Argentina en el 2016.

“Técnicamente se ha demostrado que las condiciones por las cuales se aplicaron las medidas no han cambiado. Siguen siendo subsidiados por su gobierno argentino. Entonces lo que planteamos es que no se levante esas medidas a fin que no perjudique la industria nacional”, señaló Arévalo.

Lee también:  Autorizan a Petroperú a operar la Central Térmica Refinería Talara

Por su parte la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) también espera que el resultado de la revisión que realiza Indecopi – por pedido de los productores argentinos- sea a favor de los productores nacionales.

En conversación con Gestión.pe el presidente de la SPH, Felipe Cantuarias, indicó que la aplicación de derechos antidumping al biodiésel no solo de Argentina, sino, de Estados Unidos, ha permitido que los productores locales de biodiesel puedan competir en igualdad de condiciones.

“Se ha creado un mercado local de producción de biodiesel, se ha creado una cadena de valor con los palmicultores que ha generado un beneficio en más de 48,000 familias. La revisión que está haciendo Indecopi pone en riesgo este círculo virtuoso que se ha creado. Una revisión que no tiene sustento genera un riesgo a una industria que al día de hoy es competitiva y está generando valor agregado para el país”, afirmó.

Recordó, además, que el Departamento de Comercio de Estados Unidos rechazó un pedido del Gobierno argentino ante una situación idéntica a la del Perú en cuanto a los derechos antidumping.

Una nueva cadena

El representante de los palmicultores señala que, en efecto, en los últimos tres años a partir de disposición del Indecopi se ha empezado a crear una cadena productiva en el mercado de biodiesel. “Anteriormente no vendíamos ni una gota”, señala.

Lee también:  Minem plantea prorrogar consulta previa para lote 192

Indicó que ahora existe una demanda nacional de 200,000 toneladas de biodiesel al año y para este 2021 los palmicultores iniciarán una producción de 40,000 toneladas para ser posteriormente comercializadas. “Entonces hay una buena brecha que posteriormente queremos ir acortando”, sostuvo.

En ese sentido explicó que la producción de esas 40,000 toneladas de biodiesel ya tiene un destino: Petroperú.

Detalla que en enero del 2020 se firmó una alianza estratégica entre la Junta Nacional de Palma (Junpalma Perú) y Heaven Petroleum Operators (HPO), empresa dedicada a la producción de biodiesel y que es proveedora de Petroperú.

De acuerdo al convenio, los productores asociados a Junpalma ofrecerán su producción de aceite crudo de palma a HPO y esta deberá elaborar y entregar el biodiésel en el terminal Callao de Petroperú.

“Con este convenio se está dando un paso importante para que la producción nacional ingrese a la cadena de producción de biodiesel, en las mismas condiciones de calidad y obteniendo un mejor precio que el de las empresas internacionales”, había señalado en ese entonces el presidente del Directorio de Petroperú, Carlos Paredes.

En esa línea, Arevalo señaló que lo que menos esperan es que este convenio se paralice a raíz de las normas que pueda emitir el Indecopi.

“Si se levantan esas medidas vamos a vernos perjudicados no solo la cadena de palma aceitera sino, en la cadena de biodiesel que recién estamos tratando de construirlo. Es decir, va a ver posteriormente plantas extractoras de aceite crudo y toda esa producción será procesada para biocombustible”, dijo.

Lee también:  Construcción de Nueva Refinería Talara continúa en marcha en su última etapa de ejecución

Agregó que la empresa Industrias del Espino, del Grupo Romero, también trabaja en el cultivo y producción de biodiesel a partir de la palma aceitera. Actualmente la empresa tiene una capacidad de planta de 50,000 toneladas al año de producción.

De igual manera, indicó que el Gobierno promulgó la Ley 28054, Ley de Promoción del Mercado de Biocombustibles, que buscaba ofrecer un mercado alternativo en la lucha contra las drogas. Para ello, se dispuso la mezcla obligatoria de diésel con 5% de biodiesel a partir del 2011 y ahora la Asociación de Productores de Palma Aceitera planteará al Ministerio de Energía y (MINEM) elevar dicha mezcla a un 7%.

“Con esa ampliación (de 5% a 7%) se generaría unas 100,000 toneladas más de biodiesel como demanda”, apuntó Arévalo al indicar que la propuesta será enviada a dicha cartera en los próximos meses.

El dato

-Actualmente en el país existen 100,000 hectáreas de palma aceitera instalada, de las cuales solo el 70% está en producción y 0% está en crecimiento.

-En cuatro regiones se distribuyen estas hectáreas de palma aceitera: Loreto, San Martín, Huánuco y Ucayali.

Fuente: Gestión