materias primas

La fuerte demanda de materias primas por parte de China ha hecho que la perspectiva de la industria mundial se aleje del consumo de los mercados en desarrollo y se centre en el consumo chino, afirmó el director general de BlackRock, Evy Hambro, durante un debate celebrado en el marco del Día de la Industria de los Metales del Grupo del Platino (MGP) virtual de este año, el 24 de marzo.

Este cambio de perspectiva provocó un cambio en todo el panorama de las materias primas, comentó, señalando que afectó a la estrategia corporativa, que “siempre fue cíclica”, y también repercutió en los ciclos de precios netos.

Sin embargo, las tendencias en torno a la sostenibilidad impulsarán los mercados durante la próxima década, dijo, y explicó que se trata de algo “enorme” tanto para el sector financiero como para el de los recursos, ya que las empresas de recursos, por ejemplo, tienen la oportunidad de reconsiderar el papel que desempeñan dentro de la sociedad “porque no se puede abastecer las necesidades del mundo para la transición del carbono sin el suministro de materias primas”.

Producir estas materias primas de forma sostenible, con el menor impacto posible en el mundo, y hacerlo de forma responsable, iba a repercutir en las perspectivas de las empresas, lo que, en opinión de Hambro, era una transición que el mundo ya estaba experimentando, aunque un poco antes de lo previsto inicialmente.

“Si esa transición se hace bien, las empresas de recursos tienen la capacidad de estar en el centro de ser beneficiarias de esta transición, con tendencias de demanda de materias primas al alza y márgenes probablemente decentes durante un largo periodo de tiempo”.

Por lo tanto, Hambro cree que, si se mantiene la disciplina del capital y los recursos se producen de forma responsable, existe la posibilidad de que el sector obtenga una “nueva calificación”.

Al comentar las tendencias medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en concreto, Hambro creía que el desplazamiento del capital iba a impulsar diferencias de coste en el panorama empresarial y, por tanto, surgirán diferentes formas de medir a las empresas en función de su combinación de activos.

Esto ya se ha puesto de manifiesto con la “prisa” del sector por salir de los activos de carbón térmico, señaló, y apuntó que la incapacidad de algunas empresas para deshacerse de este tipo de activos les afectaría negativamente.

El cambio en materia de ASG está impulsando un cambio positivo en la forma en que las empresas se comportan, pero también está presentando un desafío en el sentido de que algunas empresas pueden no saber qué hacer con los activos que no cumplen con los ASG, ya que el nuevo propietario puede no ser tan responsable.

MINEROS DE METALES DEL GRUPO DEL PLATINO

Teniendo en cuenta todo esto, Hambro señaló que la industria sudafricana del platino se ha visto en los últimos años “desafiada” con respecto a las perspectivas de la demanda, ya que muchas materias primas experimentaron desafíos en términos de demanda y oferta.

Ya sea como resultado del cambio original hacia el diésel, desde la gasolina, o debido a la amenaza de lo que depara el futuro con respecto a los vehículos eléctricos y las pilas de combustible, Hambro dijo que esto dio lugar a cambios en los precios, que “causaron un dolor significativo en la industria”.

La industria reaccionó, en muchos casos, eliminando capacidad, reduciendo los flujos de caja o desestimando la reinversión en nueva capacidad, y esto, a su vez, cambió el panorama de la oferta.

Hambro afirmó que la industria se encuentra ahora “en una posición mucho más fuerte”, con unos balances sólidos, que “no pueden ser ignorados”.

“La industria minera actual ha aprendido del dolor que supone tener un balance apalancado cuando la demanda se ralentiza, y el daño que causa a tu base de capital es permanente”.

La industria de los MGP, añadió, está “bien financiada” y, por tanto, “merece” un nivel diferente de tasa de descuento, porque el riesgo es ahora “significativamente menor” debido a la falta de apalancamiento.

Fuente: Mining Weekly