litio en Bolivia

Tras un largo proceso de licitación en el que participaron empresas de Estados Unidos y Rusia, Bolivia ha elegido a un consorcio del que forma parte el gigante chino de las baterías CATL para que le ayude a explotar sus enormes reservas de litio, en gran parte sin explotar.

El acuerdo, anunciado en un acto celebrado en la capital política, La Paz, prevé que el consorcio CBC se asocie para la extracción directa de litio de los salares de Uyuni y Oruro.

La asociación otorgaría a CBC, que también incluye al gigante minero CMOC, los derechos para desarrollar dos plantas de litio, cada una de las cuales podría producir anualmente hasta 25.000 toneladas de carbonato de litio apto para baterías.

Ver también:  El cobre, oro, zinc y hierro representan el 57% del total de las exportaciones peruanas

El acuerdo podría ayudar a liberar finalmente el enorme potencial de Bolivia como proveedor de litio para las baterías necesarias para impulsar el cambio mundial hacia el vehículo eléctrico, aunque los proyectos para extraer el metal ultraligero llevan muchos años y sigue habiendo dudas en torno a la tecnología de extracción directa que se está utilizando.

Las emblemáticas salinas de Bolivia albergan los mayores recursos de litio del mundo, con 21 millones de toneladas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, pero el país casi no tiene producción industrial ni reservas comercialmente viables.

El Presidente boliviano, Luis Arce, declaró que CBC invertiría más de 1.000 millones de dólares en la primera fase del proyecto, con el fin de mejorar la infraestructura, las carreteras y las condiciones necesarias para poner en marcha las plantas que el país espera que algún día produzcan cátodos y baterías de litio.

Ver también:  Rector de la UNI: El litio de Puno “debe ser política de Estado con apoyo del sector privado”

Añadió que se estaban manteniendo conversaciones para posibles asociaciones con otras empresas extranjeras. Entre las empresas que se han mantenido en la carrera figuran la estadounidense Lilac Solutions, la rusa Uranium One Group y otros tres licitadores chinos.

CATL es el mayor fabricante mundial de baterías para vehículos eléctricos, pero actualmente no produce litio, aunque ha invertido en varios proyectos chinos. En 2021 perdió una oferta de compra de Millennial Lithium Corp, centrada en Argentina. Bolivia, junto con Argentina y Chile, se asienta sobre el llamado “triángulo del litio”, que contiene más de la mitad de los recursos mundiales del metal.

“Hoy comienza la era de la industrialización del litio boliviano”, dijo Arce, añadiendo que “no hay tiempo que perder” en el desarrollo del metal. El precio del litio grado batería alcanzó cerca de 85.000 dólares la tonelada hacia fines de 2022.

Ver también:  Macusani Yellowcake: Falchani producirá anualmente 25,000 toneladas de carbonato de litio 

El ministro de Energía, Franklin Molina, dijo que la medida demostraba que había “alternativas soberanas a los modelos de privatización de la explotación del litio”. La empresa estatal boliviana YLB supervisará el proyecto y asumirá un papel central en el mismo.

Fuente: Reuters