vacuna covid-19

(Foto: Getty)

Los voluntarios han comenzado a participar en el primer ensayo clínico de la vacuna de Oxford en el . La tecnología de la vacuna ChAdOx1 se basa en un adenovirus, y se considera muy segura, incluso en personas con un sistema inmunológico débil.

La vacuna que se está utilizando en el ensayo brasileño, en 5.000 voluntarios, es similar a la utilizada en el Reino Unido y Sudáfrica. La tecnología de la vacuna ChAdOx1 se basa en un adenovirus, otro virus, que causa infecciones leves del tracto respiratorio superior.

“Hemos eliminado algunos de los genes del adenovirus, para que cuando lo usemos como vacuna, el adenovirus no pueda propagarse por el cuerpo. Eso lo hace muy seguro, incluso en personas con un sistema inmunológico débil. Pero como sigue siendo un virus vivo, es bueno para inducir una fuerte respuesta inmunológica después de la vacunación”, dijo la profesora Sarah Gilbert, del Departamento de Medicina de Nuffield, en la . Gilbert dio una breve charla mientras participaba en un debate informal con los embajadores de los Estados miembros de las Naciones Unidas.

Según la , muchas cepas de adenovirus infectan a los seres humanos; por lo tanto, las personas han desarrollado anticuerpos contra ellos. “Empezamos con un adenovirus, que fue aislado de un chimpancé y no circula en las poblaciones humanas, por lo que no hay inmunidad previa a él. Luego añadimos un gen para codificar una de las proteínas del patógeno contra el que queremos vacunar – para el SARS-CoV-2 utilizamos la proteína spike, que cubre la superficie del coronavirus”, añadió Gilbert.

La tecnología de la vacuna ChAdOx1 se ha utilizado para producir vacunas candidatas contra varios patógenos, incluyendo la gripe, el chikungunya, el Zika y otro coronavirus, el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS).