Compañía de Minas Buenaventura

Leandro García, CEO de Buenaventura, declaró que el gasto de capital de la compañía en 2022 aumentó un 68% a $152 millones, con $34 millones asignados a San Gabriel. El progreso consolidado de la compañía en el proyecto San Gabriel fue de 7,1% hasta diciembre de 2022, según la Dirección General de Promoción Minera y Sostenibilidad del Ministerio de Energía y Minas (Minem). Sin embargo, Buenaventura firmó el contrato de ingeniería, adquisición y gestión de construcción (EPCM) con Ausenco y otorgó el contrato de construir-posesionar-operar-transferir (BOOT) para la línea eléctrica.

El proyecto San Gabriel de Buenaventura en Moquegua es la única iniciativa minera en construcción en Perú, ya que el país entra en 2023 con casi ningún proyecto minero nuevo en ejecución después de Quellaveco. Aunque el proyecto enfrentó retrasos debido a la suspensión de obras entre junio y octubre de 2022, la empresa minera más que duplicó su gasto de capital (capex) a más de $350 millones en 2023, con alrededor de $190 millones asignados a San Gabriel.

Ver también:  El combo perfecto para dar el primer paso hacia los criterios ASG, según Carlos Claux

El proyecto San Gabriel implica la construcción de una planta de procesamiento de 3,000 toneladas por día para una producción anual de entre 120,000 y 150,000 onzas de oro. El trabajo de ingeniería y adquisición en San Gabriel avanza según lo previsto y se encuentra en un 64% y un 83%, respectivamente, reduciendo la incertidumbre del proyecto y recuperando potencialmente parte del tiempo perdido.

Buenaventura también asignó alrededor de $50 millones cada uno para el proyecto Yumpag y la expansión de la capacidad de la planta y la presa de relaves en El Brocal. Además, entre $80 millones y $90 millones se destinarán a actividades de exploración.

La compañía tiene $250 millones en efectivo y espera dividendos de hasta $120 millones de Cerro Verde, en el que tiene una participación del 19,58%. Buenaventura también tiene entre $50 millones y $100 millones ya comprometidos con bancos locales. La empresa no tiene planes para posibles ventas para apalancar la inversión anunciada.

Ver también:  Compañía de Minas Buenaventura utiliza 74% de su energía procedente de fuentes renovables

Buenaventura detuvo las operaciones mineras en La Zanja en octubre de 2022 al completar la cuarta fase minera, pero la compañía seguirá extrayendo oro mediante lixiviación, siempre que siga siendo rentable. La producción de oro estimada para 2023 en La Zanja es de 5.000 onzas, y la compañía está reconstruyendo la unidad y desarrollando el proyecto de sulfuro de cobre y oro.

Buenaventura anticipa que la mina Uchucchacua en Lima, suspendida en octubre de 2021 debido a bajos grados de plata, y su satélite, Yumpag, comenzarán a producir en el cuarto trimestre de 2023. El CEO dijo que las autoridades de la comunidad local están abiertas a reuniones de diálogo para discutir la comunidad, el trabajo y los compromisos.