Edward Palacios, presidente de la Cámara de Comercio de Apurímac

ProActivo | Edward Palacios, presidente de la Cámara de Comercio de Apurímac, se mostró preocupado por el peligro inminente ante el cierre de Las Bambas, que representaría un retroceso para los avances económicos logrados en la región.

En los últimos años la región de Apurímac logró resurgir y comenzó a salir de la pobreza gracias a la actividad minera en la zona, así lo afirmó Edward Palacios, presidente de la Cámara de Comercio de Apurímac.

“Hace unos años atrás, Apurímac era la penúltima región en el Perú en el ranking de competitividad, el índice de pobreza era mayúsculo. Pero desde que apareció la minería en Apurímac, se convirtió en la octava región con un PBI considerable que nos permite soñar el desarrollo”, señaló Palacios en declaraciones recogidas por ProActivo.

Sin embargo, los conflictos sociales y la crisis política se encuentran amenazando lo avanzado en Apurímac. “Estamos bastante preocupados por cómo vienen ocurriendo las cosas en Apurímac. Las Bambas es socia de la Cámara de Comercio de Apurímac, hemos hecho varias actividades conjuntas, se han impulsado asociaciones productivas, se han posicionado marcas y se ha dado empleo a muchas familias. Estamos viendo ahora con preocupación una posible paralización de esta empresa minera y vemos que unos 8 mil trabajadores directos pueden perder el empleo. Sin contar el tema de las actividades paralelas económicas que tiene la minera”, indicó.

Palacios agregó que toda la región se verá muy perjudicada y advirtió que estamos ante un posible escenario de caída libre del que probablemente no nos levantemos fácilmente o tal vez nunca lo hagamos.

“Lo que necesitamos es que nuestras autoridades hagan bien su trabajo. Las empresas mineras cumplen con el Estado de acuerdo a las normas. Cumplen con el fisco con sus impuestos. ¿Cómo es que se debe generar el desarrollo en nuestra región? Es a través del fortalecimiento de nuestra municipalidades y gobierno regional. Necesitamos que se hagan proyectos sostenibles”, concluyó.