Carlos Gálvez

ProActivo | Además de , , y , son 14 los proyectos que en el periodo 2020 – 2022, pueden activar la economía peruana, afectada por los estragos socioeconómicos debido a la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia. El acelerado impulso de esa cartera de inversiones mineras puede contribuir a una pronta la reactivación económica, sostuvo , ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía ().

“Tenemos 3 proyectos en camino (, , y ), y otros 14 proyectos que podrían estar iniciando su construcción en lo que resta de este 2020 y el 2022”, fundamentó, tras remarcar que el Perú tiene una cartera de entre 48 y 50 proyectos mineros.

Precisó que los 3 proyectos ya en marcha representan unos US$ 8.5 mil millones, mientras que los  14  restantes US$  15 mil millones lo cual sumaría un total de más de S$ 23 mil millones, y que podríamos ejecutar a razón de US$ 6 mil millones por año, “inversiones que representarían entre 2.5% y 3% del PBI nacional”.

“Con estos proyectos en construcción se generarían unos 50 mil puestos de trabajo directos y unos 250 mil  indirectos, que se traducirían en unos 75 o 80 mil puestos de trabajo permanentes en los cuatro o cinco años próximos”, destacó al intervenir en el Jueves Minero “Perspectivas Financieras de la Minería Peruana”.

Más de US$ 25,000 en exportaciones

El ex directivo gremial afirmó que la puesta en operación de esos 17 proyectos agregará un  valor a nuestras exportaciones-  dependiendo de la fluctuación de precios- de  entre 25 y 30 mil millones de dólares por año.

“Eso representa una demanda de puestos de trabajos directos permanentes (durante todo el tiempo de producción), de más o menos 15 mil puestos adicionales, que con los indirectos  llegan a 90 mil”, pormenorizó.

Añadió que tales cifras añadirían más o menos unos 6 mil millones de dólares al año al erario nacional, equivalente a la inversión destinada a la reconstrucción del Norte, a 3.5 veces el programa Arranca Perú, a  240 hospitales, a 4 mil o 5 mil postas médicas y  entre 2 mil y 3 mil  colegios, cada año. “Tenemos que mover al sector minero lo más rápido posible, porque es el que generará el arrastre del resto de la actividad económica”, subrayó.

Una infraestructura para un corredor de cobre

Gálvez consideró que hay que darle un enfoque serio al desarrollo de los proyectos, lo cual contempla implementar un trabajo en conjunto de las empresas mineras para compartir infraestructura, pero de la mano con el Estado.

“En el corredor de cobre del Norte donde están los proyectos de , , , los sulfuros de Yanacocha, , La Zanja, , y Cañariaco Norte, pueden compartir la infraestructura de agua, eléctrica, de transporte, ferroviaria e incluso los puertos, la fundición y la refinería”, demandó.

Proyectos por desarrollar pronto

Refirió que actualmente hay una serie de proyectos que urge desarrollar en el corto y mediano plazo, como el de óxidos de Quilish en el Norte, y que podría agregar unos 8 millones de onzas de oro en óxidos.

“Y en el Sur tenemos Tía María, Chalcobamba, la ampliación de Constancia, Coroccohuayco, Trapiche, Los Chancas, Los Calatos y Zafranal, todos  cupríferos”, agregó.

Asimismo, dijo que también hay que considerar la mina de plata Corani, la de hierro Pampa de Pongo y la mina de oro San Gabriel.

Recuperación de indicadores y de confianza de inversionistas

Gálvez también apuntó que es menester recuperar el indicador de confianza de los inversionistas y su  percepción  favorable hacia el Perú como destino de sus inversiones.

“Y bajo este marco, hay que dar la señal de poner en marcha proyectos como el de Tía María y Quilish y comenzar a mover otros de los mencionados, lo que inmediatamente cambiaría la percepción de riesgo país y empezaríamos a atraer nuevos fondos para invertir en el desarrollo minero peruano”, argumentó.

Al respecto, anotó que los  fondos de inversión extranjera tienen dinero suficiente, pero lo que falta son buenos proyectos, “los cuales el Perú tiene”.

“Si  logramos atraer estos fondos al Perú para nuestros proyectos, empezaremos también a mover nuevamente hoteles, restaurantes, transporte, turismo, construcción de viviendas y  todo lo demás”, aseguró.