(Foto: El Comercio)

(Foto: El Comercio)

Antes de finalizar su discurso en el Congreso, el presidente del Consejo de Ministros, , se refirió a las protestas en Arequipa contra el proyecto minero Tía María y señaló que el gabinete ha convenido “priorizar la comunicación constante y presencial de todos los ministros”.

“En democracia debemos resolver nuestros problemas dejando de lado el uso de la violencia, respetando la Constitución y la ley. Por lo tanto no cabe en ninguna circunstancia la utilización de la fuerza, ni el uso del poder sin límite”, remarcó Pedro Cateriano.

Las protestas en Islay dejó un muerto tras el enfrentamiento entre la Policía y los arequipeños que están en contra del proyecto de la empresa Southern Perú. Además, un video probó cómo un grupo de policías “sembró” un arma a uno de los manifestantes.

Al respecto,  remarcó que se debe evitar “cualquier tipo de confrontación entre la sociedad civil y las autoridades”. Lamentó el fallecimiento de Victoriano Huayna Nina y, precisó, que destinarán todos sus esfuerzos para evitar que “siquiera exista la posibilidad de que esto vuelva a ocurrir”.

El primer ministro recordó que la empresa se ha comprometido a constituir un “fondo de garantía para asegurar la remediación ambiental ante cualquier contingencia” mientras dure el proyecto Tía María. Agregó que es un compromiso “innegociable” de este gabinete velar por el bienestar tanto de la población como de la Policía Nacional.

“No obstante, también debemos sancionar a las autoridades que se exceden en el ejercicio de sus funciones, o hacen uso abusivo de su poder, tal como ocurrió con algunos policías en Arequipa”, puntualizó.

El Comercio