Alicia Bárcena

, Secretaria Ejecutiva de .

El mundo se enfrenta a una crisis sanitaria y humanitaria sin precedentes en el último siglo en un contexto económico ya adverso, a diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera sino de personas, de salud y bienestar.

Para hacer frente a la actual situación de la mundial es indispensable el rol del Estado y no del Mercado, por ello los estados están asumiendo un papel central para eliminar el virus y los riesgos que afectarán a la y la cohesión social.

Aplanar la curva de contagios requiere medidas que reduzcan los contactos interpersonales y generarán contracción económica, paralizarán actividades productivas y destruirán demanda agregada/sectorial. Cómo no aplanar la : el cumplimiento estricto y efectivo de las cuarentenas y las medidas de salud pública serán la forma más eficiente y rápida de reducir los costos económicos.

Lee también:  Ministro Gabriel Quijandría dio positivo a prueba de covid-19

Cooperación internacional

La salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país, por lo tanto, dadas las asimetrías entre los países desarrollados y en desarrollo, el papel de la ONU, el FMI y el Banco Mundial será esencial para garantizar el acceso al financiamiento, sostener el gasto social y mantener la actividad económica con medidas innovadoras (“out of the box”).

Medidas monetarias, fiscales y sociales para evitar el colapso del sistema económico

  • Sector monetario y financiero: preservar liquidez de los bancos y el comercio, abordar deudas públicas y privadas, bancos centrales han reducido tasas de interés, han abierto líneas de crédito especiales y han emitido préstamos adicionales, ampliando plazos para reembolso de los créditos (personas y empresas) o han extendido hipotecas.
  • Fiscal: flexibilidad para redirigir presupuestos estatales, desgravación fiscal, retraso de declaraciones de impuestos o de exenciones de impuestos para ciertos sectores económicos, Ministros de Finanzas deberán reorganizar los presupuestos y buscar financiamiento adicional para canalizar recursos hacia medidas urgentes a corto plazo.
  • Se han implementado paquetes fiscales que van del 0.2% (Bahamas) al 4.7% (Chile) del PIB.
  • Preservar la capacidad productiva y crear condiciones para la reactivación de la actividad económica a través de mecanismos de liquidez para empresas, en particular las pymes.
  • Expandir los sistemas de protección social para llegar a personas subempleadas o por cuenta propia, atendiendo a las necesidades de las mujeres y a su actual rol de cuidadoras cuando hay personas dependientes en los hogares (niños, niñas, personas adultas mayores, personas con enfermedades crónicas).
Lee también:  #CADEejecutivos, Klaus Schwab: El coronavirus y el gran reinicio para el planeta (Exclusivo)

Fuente: CEPAL

america_latina_y_el_caribe_ante_la_pandemia_del_covid-19_efectos_economicos_y_sociales_eimpacto_en_la_vida_de_las_mujeres

Descarga