Pascua Lama

Barrick, la empresa minera líder, anunció una inversión de aproximadamente US$136 millones para concluir el cierre del proyecto Pascua Lama en Chile. Esta decisión sigue un diálogo abierto con la comunidad de Alto del Carmen, donde Barrick presentó una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) al Servicio de Evaluación Ambiental como parte fundamental del proceso de cierre.

Mark Bristow, CEO y presidente de Barrick, enfatizó el compromiso de la empresa con la transformación global y destacó el trabajo continuo en el cierre de Pascua durante los últimos tres años. La presentación del EIA representa una hoja de ruta clara para restablecer el área a condiciones naturales, cumpliendo con las obligaciones de modificación del cierre y proponiendo la participación activa de la comunidad en todas las etapas.

Ver también:  Gold Fields produce su primer oro en Salares Norte

El estudio se basa en más de veinte años de información hidrológica regional y busca restablecer el área y el flujo de agua a condiciones naturales. El plan incluye la eliminación progresiva de la infraestructura remanente y el monitoreo de la calidad del agua con la participación de la comunidad. La inversión total estimada para este proyecto de cierre se distribuirá a lo largo de casi 10 años e incluirá permisos, construcción y monitoreo ambiental en colaboración con las comunidades, todo bajo la supervisión y aprobación de las autoridades.

Antes de presentar el EIA, Barrick llevó a cabo un proceso voluntario de participación ciudadana anticipada, involucrando a más de mil personas y realizando visitas al sitio con vecinos y autoridades. El estudio reconoce la preocupación de la comunidad y propone medidas de transparencia, como monitoreo ambiental participativo, mesas de trabajo colaborativas y una amplia consulta indígena.

Ver también:  Anglo American busca avanzar en solución de largo plazo para impacto de sequía en Chile

Bristow destacó la importancia del compromiso de Barrick con el cierre participativo, respetando la calidad de vida y el medio ambiente de la comunidad. Además, expresó la creencia en el potencial continuo del proyecto y los beneficios que podría ofrecer a las comunidades locales y la economía de Chile. Barrick seguirá contribuyendo al desarrollo de la comunidad con programas como “Emprende Alto”, que ya ha beneficiado a 347 emprendedores en la zona.