cobre-chile-minería

Chile tiene como objetivo acelerar su incipiente recuperación en la producción de cobre en los próximos años, con la meta de aumentar la producción en 1.04 millones de toneladas métricas para el 2026, según una presentación del Ministro de Finanzas Mario Marcel. Esta iniciativa, respaldada por el gobierno del Presidente Gabriel Boric, busca llenar el pronosticado déficit de suministro, especialmente con la creciente demanda del metal en el contexto de la transición energética.

El incremento propuesto representa un aumento del 20% con respecto a los niveles del año pasado y equivaldría a agregar otra mina Escondida, la mayor mina de cobre del mundo operada por BHP Group. Factores como la disminución en la calidad del mineral, restricciones de agua y perturbaciones relacionadas con la pandemia han llevado a una disminución en la producción chilena en los últimos años. Aunque esto ha contrarrestado la desaceleración de la demanda debido a medidas de lucha contra la inflación, se espera que la demanda aumente en los próximos años con el crecimiento de tecnologías de energía limpia, en un momento en que construir nuevas minas se vuelve más complicado y costoso.

Ver también:  Fortaleza del dólar y dudas sobre la demanda china lastran al cobre

Cochilco, la comisión del cobre en Chile, estima que la producción nacional aumentará un 1% a 5.4 millones de toneladas este año y un 4.3% el próximo año a 5.6 millones de toneladas. Se ha identificado un proyecto de inversión de casi $74 mil millones para el período 2022-2031, con empresas como Codelco, Anglo American, Antofagasta y BHP entre las que planean invertir. Aunque analistas como Sung Choi de BloombergNEF consideran que un aumento de un millón de toneladas suena factible, ven el plazo del 2026 como un objetivo ambicioso.