teletrabajo

En un estudio realizado por la consultora IZO y durante los meses de julio y agosto abordamos la migración al a través de la visión de más de 140 líderes empresariales, entre gerentes y directivos, buscando conocer cuánto les ha golpeado la crisis, qué acciones han realizado y cuáles son las que se van a desplegar durante el segundo semestre.

Al recabar información de la afectación a los ingresos de estas empresas, se logró identificar que una mayor inversión en estrategias Employee Experience (EX), que adoptaron antes del , las exime de incurrir en pérdidas que sobrepasan montos del 40% de sus ingresos.

Por otro lado, al margen de las problemáticas que puedan causar las pérdidas en general, si volteamos la mirada, al aprendizaje de otras compañías que lograron estar desarrolladas en materia de hasta antes de la llegada del , las que invirtieron más del 20% en estrategias EX lograron tener un desarrollo que casi triplica los que invirtieron en un rango entre 5-10% de su presupuesto.

Lee también:  Metodologías ágiles ¿por qué son tan importantes en el mercado laboral?

La pérdida empresarial promedio se encontró en mayor medida entre el 26% y 40%. Las empresas son conscientes de los golpes que recibieron en esta nueva normalidad que se ha presentado, por lo que han desplegado diversas acciones estratégicas. En este proceso, se han dado diversas transformaciones en las empresas. Pero no todas las áreas debieron cambiar, algunas requieren un plano naturalmente físico para generar valor y su nivel de transformación consistirá en cuanto podrán adaptarse sin tener que afectar el Core Business como muchas empresas lo vienen haciendo.

El área que más se transformó es RRHH, principalmente en los sectores Transporte, Siderurgia y Servicios a Empresas. Adicionalmente corresponden a dos tercios de las empresas que invirtieron menos del 5% en EX durante el pre- covid, seguido por el área de Tecnología.

Lee también:  Números, realidad y la fuerza laboral femenina aún pendiente

Al analizar por tipo de colaborador el impacto de la migración al , encontramos un menor grado de dificultad en aquellos que laboran sin tener contacto con cliente y en aquellos que trabajan en atención al cliente en remoto.

Fuente: