Gabriel Daly Turcke señaló que para recuperar el camino del crecimiento, este debe tocar a todos los peruanos.

ProActivo | Gabriel Daly Turcke, gerente general de la CONFIEP, planteó una ruta a seguir para retomar el crecimiento económico.

“Durante más de 20 años el Perú ha venido creciendo de manera sostenida, en términos de PBI y de reducción de pobreza. La Libertad y la macrorregión han tenido un rol fundamental en el crecimiento del país, esto se debe principalmente a que se dieron una serie de normas que fueron fundamentales para el crecimiento: promoción de la inversión privada; un BCR independiente; la promoción de los tratados de libre comercio; reformas sectoriales”, manifestó en declaraciones recogidas por ProActivo durante el 34 Encuentro Empresarial del Norte.

El empresario sostuvo que, sin embargo, la actual situación económica peruana es mucho más compleja debido al anuncio de una recesión y que más allá de un incremento en el PBI, se ha dejado de trabajar en lo que se tiene que hacer.

Manifestó que las carencias en el país son evidentes. “Nuestra brecha de infraestructura es de 363 mil millones de soles, en el largo plazo. En el corto plazo es de unos 100 mil millones de soles. 42 % de los niños con anemia y 30 % de la población no tiene agua ni saneamiento. Por un lado, van creciendo las cuentas nacionales, pero no hacemos la otra parte del trabajo que es con todos los ciudadanos y peruanos”, señaló.

Ver también:  CONFIEP entregó al Gobierno propuestas para reactivar la economía, combatir la inseguridad y acelerar el cierre de brechas

¿Qué hacer para volver a crecer?

El gerente general de la CONFIEP dijo que para recuperar la senda de crecimiento, esta debe tocar a todos los peruanos y allí es donde se tiene que pensar en los roles, “el Estado tiene un rol, pero los privados también”.

Gabriel Daly indicó que por parte de Estado se han dado mensajes “nada auspiciosos” al sector privado, y citó como primer ejemplo el caso de Petroperú. “Es un pésimo mensaje para la inversión privada”. Asimismo, mencionó que en salud es el sector privado el que más contribuye al país.

Manifestó también que son oportunidades pérdidas los proyectos de Chavimochic; Majes Siguas II y la presa Palo Redondo.

Ver también:  Alfonso Bustamante: “No esperemos a que se acabe el ciclo favorable para ponernos las pilas y atraer inversión”

Añadió que Majes Siguas II son 38 mil 500 hectáreas de agroexportación, un EIA aprobado, sin conflictividad social, con tierras totalmente adjudicadas a la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema), y nuevamente, el proyecto no camina. ”Un proyecto de 640 millones de dólares, con dos centrales hidroeléctricas de mil millones de dólares, con un impacto para la macrorregión Sur que es la envidia de muchas regiones en el país”, precisó.

“Hay que exigirle al gobierno que esas obras se hagan y que los presupuestos sean ejecutados a tiempo. No solamente el presupuesto, sino la obra física”, dijo.

Roles del sector privado

En cuanto al rol del privado, priorizó “actuar con probidad, ética, respeto del medio ambiente, con estándares de calidad y de sostenibilidad”.

Señaló también que no debe permitirse que vuelvan a suceder los hechos de corrupción del 2017 y 2018. “Hay una serie de maneras de ver lo que pasó con los casos Lava Jato y el Club de la construcción, pero lo que más tenemos que entender como privados es que ese tipo de escándalos le hacen mucho daño al mismo sector privado”, acotó.

Ver también:  Confiep: Se requiere fiscalizar y controlar las plantas de procesamiento de mineral

Otras recomendaciones que brindó Gabriel Daly para la empresa privada fue hacer compromisos a largo plazo, y que el sector piense “más allá de un trimestre o un semestre”. También hizo un llamado a que siga apoyando en las emergencias nacionales como ocurrió con el Fenómeno El Niño del 2017, y con el ciclón Yaku. Además, criticó cualquier apoyo a proyectos de leyes mercantilistas o populistas.

“Estamos viendo algunas leyes que se están empujando en el Congreso que no deberían ser promovidas, los efectos que podrían tener en el déficit fiscal son complicados y hay que mirarlos porque no podemos regresar a la época de leyes populistas y mercantilistas”, puntualizó.

Desde otra perspectiva, también argumentó que hay oportunidades que se tienen que aprovechar y buscar; en donde el sector público y el privado puedan trabajar de la mano, como ya ha pasado. Puso como ejemplos al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y los otros que le siguieron, así como las obras realizadas para los Juegos Panamericanos 2019.