Guido Bellido

(Foto: Andina)

Adán Damián Gamarra, presidente de la comunidad de Aquia, se reunió con el expremier en agosto y con la congresista cinco días antes de que se inicie el paro indefinido contra la minera. Ambos conocían del conflicto que se venía, pero no comunicaron nada. “De esto tiene conocimiento la Presidencia del Consejo de Ministros”, aseguró.

El 24 de octubre se iniciaba el bloqueo en la zona de Aquia, en Áncash, obstruyendo la carretera y logrando suspender las operaciones de la empresa minera Antamina.

Estas protestas fueron impulsadas por Adán Damián Gamarra, presidente de la comunidad, desde enero de este año. Según los dirigentes, la falta de comunicación y compromisos incumplidos, hicieron que se tomen esta medida.

Sin embargo, este conflicto social no era nuevo para el expremier Guido Bellido, quien desde el mes de agosto ya conocía lo que se venía preparando desde las comunidades de esta región.

De acuerdo con el diario Correo, la reunión con el expremier se realizó el pasado 10 de agosto, la cual se registró como una “reunión de trabajo”, que duró más de dos horas.

Es decir, la Presidencia del Consejo de Ministros estaba al tanto de la paralización y no dijo nada. “De esto tiene conocimiento la Presidencia del Consejo de Ministros», aseguró Damián Gamarra.

Damián Gamarra acudió un día antes al Parlamento como “invitado” a un evento de la parlamentaria Kelly Portalatino.

Pero esto no quedaría ahí, meses después, el 19 de octubre, cinco días antes de que se inicien las protestas en Aquia, Damián Gamarra se reunió con la congresista de Perú Libre, Margot Palacios, quien tampoco advirtió de los reclamos y pedidos que estaban solicitando.

Según los registros de Transparencia, el encuentro se dio en su calidad de representante de la Comunidad Campesina de Aquia y habría durado más de media hora.

Fuente: Caretas