Camisea entrega más de 3,600 pruebas rápidas para comunidades indígenas de Cusco

El Consorcio Camisea entregó más de 3,600 pruebas rápidas de COVID-19, 4 aspiradores de secreción y 5 carpas a la Micro Red de Salud – Camisea en el Bajo Urubamba, distrito Megantoni, Cusco, como parte de una amplia estrategia de apoyo que despliega en beneficio de más de 5 mil personas de las comunidades matsigenkas y yines que viven en esta zona.

Este apoyo se realiza en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional celebrado entre la Municipalidad Distrital de Megantoni, la Dirección Regional de Salud de Cusco y Pluspetrol. “Ahora entregaremos medicina, insumos para estos centros de salud y equipos médicos; en la lucha contra el COVID-19 hemos entregado implementos de bioseguridad, y material de higiene”, indicaron los representantes de Camisea.

Las comunidades nativas del Bajo Urubamba se ubican en la Amazonía de Cusco, y para llegar a ellas el acceso es mediante los ríos o por el aeródromo del campamento Malvinas de Camisea. Desde que empezó la emergencia por COVID-19 en marzo, Pluspetrol se sumó a las campañas del para elaborar recomendaciones fundamentales contra el coronavirus en lenguas yine y matsigenka.

Lee también:  Antamina entrega nuevo equipo envasador de balones de oxígeno para el hospital de Huaraz

Durante el traslado y entrega del material donado se siguen protocolos de seguridad exhaustivos. Primero se realiza una reunión de coordinación entre los trabajadores y representantes de las comunidades, respetando el distanciamiento; luego desinfectan la carga con agua e hipoclorito al 0.5%. Cuando el personal de la empresa se traslada a la embarcación, se desinfectan las botas y, del mismo modo, al retornar al campamento Malvinas, se desechan los trajes de bioseguridad.

Todas estas coordinadas con las autoridades del Bajo Urubamba permiten controlar los en comunidades originarias como Nuevo Mundo, Miaría, Camisea, Timpía o Kirigueti, que tienen un patrimonio cultural, histórico y literario incalculable; además, aseguran la continuidad de las operaciones de Camisea, que genera más del 40% de energía en el Perú.