Darío Zegarra resaltó el término de ‘coalición’ al explicar que no solo se debe identificar a los líderes, sino lograr que ellos se articulen entre sí y para un esfuerzo colectivo.

ProActivo | Darío Zegarra, presidente del Comité de Asuntos Sociales de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), habló sobre la importancia del desarrollo territorial y la ejecución de los planes con los que ya cuenta el país en general.

El ejecutivo precisó que además de atender el crecimiento económico, la inserción competitiva de mercados y la diversificación; hay que tener en cuenta cómo lograr una mayor cohesión social, inclusión e institucionalidad. “Debemos reconocer que, en países como Perú, hay espacio para el desarrollo territorial; y hay territorios que no están preparados todavía para ello y tienen que ser claramente identificados”, declaró en el marco de la semana ESG de Premios ProActivo 2023, Sesión Gobernanza: Análisis de los desafíos de gobernanza en el Perú, en el marco de los Premios ProActivo 2023.

Ver también:  La propuesta de desarrollo territorial y ciudadanía desde el IIMP (Exclusivo)

Darío Zegarra rescató que hay territorios en la costa y en otras ciudades del país que han evolucionado mucho; sin embargo, en ciertos territorios de la sierra, se ha crecido menos y puede apreciarse que “hay gran diferencia en desigualdad, cohesión social e institucionalidad”.

Ante esta realidad, el presidente del Comité de Asuntos Sociales en la SNMPE propuso que mediante la gobernanza territorial se consideren cinco variables clave para un crecimiento sostenible: relaciones, diálogo, confianza, institucionalidad y objetivos compartidos.

“Estas variables necesitan un proceso que fortalezca liderazgos y coaliciones para lo cual requiere ser repetitivo e infinito. Tiene que repetirse una y otra vez y no parar”, remarcó.

Explicó que además de identificar a los líderes hay que lograr que ellos se articulen entre sí y pueda darse un esfuerzo colectivo, que no sea individual. “Por eso resaltamos el término de coalición”, añadió.

En esa línea completó que se necesita generar políticas públicas y desarrollo de capacidades. “Es imprescindible. Tiene que haber de todas maneras un proceso de construcción de visión compartida y la consolidación de las capacidades. Y ese es un punto donde todavía tenemos una gran dificultad en la mayoría de los territorios”, sostuvo.

Ver también:  SNMPE: “Debemos ver al Perú a través de corredores económicos”

Agregó que además se debe entregar resultados progresivos y permanentes, porque de otro modo “la cosa se desmorona”. De acuerdo a su explicación, no se trata de pura capacitación, sino que “tiene que desarrollarse una capacidad colectiva”.

“Eso evidentemente es aprender, aprender, aprender, evaluar, rendir cuentas y política pública. Es un proceso que no termina en toda la etapa de la minería. Podrá ser más ambicioso, menos ambicioso, territorios más grandes, territorios más pequeños, pero son variables repetitivas que tienen que considerarse desde la perspectiva que estamos viendo la gobernanza territorial para el desarrollo territorial”, señaló.

Incapacidad de ejecución

Zegarra manifestó que si bien en Perú contamos con avances claros en el fortalecimiento de capacidades de construcción de visión compartida; aún somos incapaces de financiar y ejecutar agenda. “Como país, y no solo territorios mineros, muchos de nuestros distritos ejecutan apenas la mitad de los recursos que tienen, muchos tienen que devolver recursos regularmente todos los años”, lamentó.

Ver también:  Víctor Gobitz, presidente de la SNMPE sobre el flamante ministro Rómulo Mucho (Exclusivo)

Por consiguiente, observó que el cierre de brechas no se dará por tener un buen plan, sino porque lo ejecutamos “y en ejecución no estamos haciendo mucho”.

La capacidad para ejecutar, añadió, tiene que ponerse en relevancia y tiene que ser un esfuerzo consensuado y compartido. De otro modo, si es que la ejecución no sucede, no será posible mantener el consenso y una visión compartida de desarrollo.

Finalmente señaló que parte de la discusión en agenda debe ser cómo generar capacidad colectiva para ejecutar de manera eficaz, eficiente y transparente; con un proceso que rinda cuentas y que luego de la ejecución se genere un aprendizaje que provoque políticas públicas, de tal manera que la siguiente iteración, sea más eficiente; y así consecutivamente. “Podemos hacer mucho más en ejecución y en construcción de capacidades, en términos de aprendizaje colectivo”, invocó.