Darío Zegarra (Newmont)

La actividad minera tiene definitivamente una posición privilegiada para aportar una gran contribución en la construcción del desarrollo territorial que requiere el país, porque es parte de un colectivo de gestores sociales, de equipos, que están en la intersección entre la empresa, sociedad y Estado, y con el agregado del apuntalamiento de la cooperación internacional, sostuvo Darío Zegarra, Country Manager de Newmont Perú.

Zegarra dijo que en el ecosistema en torno a la minería se genera una reflexión sobre el desarrollo territorial, en el que el sector minero tiene el inmenso privilegio de estar en territorios en donde pasas de la reflexión a la acción, a la práctica, y con este ejercicio se van generando los aprendizajes, los cuestionamientos, los desafíos, y hay permanentemente propuestas y contrapropuestas. “Como sector tenemos esa inmensa oportunidad”, destacó.

Agregó que quizás los otros actores no están tan cerca de la realidad rural como lo está la minería, por lo que en la medida que esté como un actor dentro de un grupo puede hacer la diferencia, convirtiéndonos en el catalizador y generador de procesos donde no se reemplace el rol de nadie, sino que más bien fortalezca a todos.

Sacar una lección de los conflictos Consideró que la minería como actor clave en ese proceso, en vez de estar pensando en demasía en territorios que están bajo conflicto y presión permanentemente, y que son frustrantes, “Debe levantar la cabeza un minuto y mirar a aquellos territorios que no están en esa situación, y tratar de allí sacar alguna lección que pueda ser replicable, escalable y sostenible”.

De otro lado, dijo que en ese espacio hay que hablar de las falencias que tenemos en educación, salud, desarrollo productivo, hablar de la diversificación productiva que es fundamental en el desarrollo territorial. “Ahí hay un concepto y aprendizaje en el instante, como el proceso registrado en la educación y que lo hemos vivido (durante la pandemia) y lo estamos viviendo”, recomendó.

Ver también:  Darío Zegarra, nuevo presidente del IIMP: “Seremos tajantes para condenar las prácticas de la minería ilegal”

o quedarse solo en la planificación Afirmó que en el desafío para ir en ese camino de desarrollo territorial, es menester equiparse colectivamente y aprender a ejecutar. “Si es que nos quedamos solo en la planificación, nos quedamos a mitad de camino. Es imprescindible saber a dónde vamos, sí esto es prioritario, pero también es indispensable que aprendamos a ejecutar y llevar ese plan a la acción, para hacer la diferencia”, subrayó.

También puntualizó que como sociedad, tenemos un desafío principal que tiene que ver con la rotura de la institucionalidad del país. “A lo largo de los años nuestra institucionalidad se ha destejido, y si no la retejemos, nada va a sostener el desarrollo del territorio. Debemos construir y reconstruir la confianza”.

Ejemplo en Cajamarca

Remarcó que en Cajamarca, con el apoyo de Newmont Perú, se desarrolla el Plan de Educación Regional para el desarrollo comunal hacia el 2036, bajo el compromiso y la convicción por la formación de pobladores educados que ejerzan una ciudadanía en favor del bien público, del bien común.

Ver también:  Tom Palmer presentará las perspectivas internacionales sobre el mercado del oro y el cobre (Exclusivo)

“Es un proceso de abajo hacia arriba que durante cuatro años se ha venido trabajando desde las instituciones educativas, escuelas, con los directores, la UGEL, la Dirección Regional de Educación y avalado por el Plan de Educación Regional”, añadió.

Anotó que se trata de un proceso multiactor, que ha capitalizado la experiencia del Consejo Nacional de Educación, del mismo Ministerio del ramo, de todas las fuentes, incluso de Naciones Unidas, UNICEF, pero que se congreguen en ese territorio para generar, desde ahí, la evidencia de lo que puede funcionar. “Hemos desarrollado una experiencia de fortalecimiento de capacidades, trabajado con la Universidad Nacional de Cajamarca, la Cámara de Comercio, Videnza y ALAC. Ha salido una primera promoción de gestión pública, y todos tienen un aporte; gente que probablemente nunca va ser gestor público, pero que ahora entiende qué significa hacer gestión pública, qué se puede y no se puede hacer, cómo se hacen los presupuestos, entre otras cosas”, detalló Programa “Uniones de Crédito y Ahorro (UNICA).

Ver también:  Darío Zegarra, nuevo presidente del IIMP: “Seremos tajantes para condenar las prácticas de la minería ilegal”

Aseguró que UNICA está orientada al fortalecimiento de capacidades de personas vulnerables, para que puedan obtener su propia inclusión financiera, a muy bajos intereses. “En la práctica, con aportes propios de 200 o 300 soles, entre 10 o 15 socios de estas unidades han logrado al cabo de unos años, capitalizar y movilizar 300, 400 mil y hasta 600 mil soles de capital, y que ha excedido lo que originalmente preveía el diseño”, resaltó. Señaló que ese éxito tiene que ver por lo que esa gente ha aprendido a identificar emprendimientos potenciales, y que al cabo de los años le ha permitido la capitalización y lograr una diversificación productiva.

“UNICA crea las condiciones para la creatividad, innovación, por lo que es natural encontrar una que invierte en rosas, farmacias, en quesería, textiles. Tenemos 300 UNICAS conformadas por más de 3400 emprendedores”, subrayó.

Refirió que la tasa de interés promedio es del 2% y que tras 12 años de práctica ha demostrado que es un instrumento que funciona positivamente, y nadie lo cuestiona.

“Hemos firmado un convenio de cooperación con Naciones Unidas para que nos involucren en experiencias valiosas afines de varias partes del mundo, y que son una oportunidad de réplica y escalamiento”, acotó.


Este artículo forma parte de la Revista ProActivo – Edición PDAC 2023

Revista-ProActivo_Edicion-PDAC-2023

Clic aquí para leer la edición impresa