Edgardo Orderique, Gerente General de Operaciones de Las Bambas.

, Gerente General de Operaciones de .

ProActivo | Para es clave seguir con las exploraciones en busca de prospectos geológicos interesantes en , región , para poner en marcha otros proyectos que sumen al yacimiento de Ferrobamba, y permitan el crecimiento de su activo productivo metálico, informó su gerente general de Operaciones, .

es un gran prospecto geológico, que involucra un conglomerado de proyectos que tenemos que sacar adelante dentro de nuestras 35 mil hectáreas de concesiones”, detalló al exponer en el evento: “Los retos y desafíos de ”, organizado por la Cámara de Comercio Canadá – Perú.

Agregó que  para poder llevar todo esto adelante, tendrán que seguir manteniendo una buena coordinación y diálogo con las comunidades del entorno, garantizándoles un desarrollo sostenible a través de su participación en tales iniciativas.

“Todo el plan de desarrollo de Las Bambas es integral e incluye a las comunidades, los permisos del gobierno, el estudio del proyecto, su ejecución y explotación”, acotó.

Subrayó que la empresa es un gran protagonista para seguir generando desarrollo sostenible entre todas las comunidades del entorno de sus operaciones, así como de otras regiones.

Recordó que Las Bambas está conformada por 3 socios chinos,  en la que MMG tiene el 62.5% del accionariado; y que todas sus gobernanzas y oficinas corporativas se encuentran en Australia y en Beijing, China.

Chalcobamba y Sulfobamba

Orderique anunció que en breve está previsto el  minado del pit de Chalcobamba, para el desarrollo de otro yacimiento con mayor ley en sus recursos minerales, y con lo cual  conforme Ferrobamba vaya  bajando su ley, “Chalcobamba cubrirá la diferencia”.

Añadió que otro pit identificado y ya programado también para ser minado, es Sulfobamba; y que existen otros prospectos interesantes geológicos en su área de  concesiones, que podrían entrar en explotación en diez años.

“Por el coronavirus se retrajo un poco la exploración ante la falta de personal, pero la reactivaremos para poder sostener las operaciones de Las Bambas con el desarrollo de nuevos activos”, puntualizó.

Asimismo, dijo que el propio pit de Ferrobamba tiene que expandirse a través de las fases del 6 al 8, los que igualmente van a ser minados oportunamente.

Lee también:  ¿Cómo desarrollar una minería a prueba de crisis?

Reservas para 18 años con solo 10% de exploración de concesiones

Precisó que Las Bambas cuenta con reservas por alrededor de 18 años, hasta el 2038, cuando apenas ha explorado hasta la fecha el 10% de las 35 mil hectáreas de sus  concesiones.

“El año pasado producimos 382 mil toneladas de cobre concentrado, este año será un poco menos por el Covid 19, y esperemos en los siguientes 5 años producir alrededor de 2 millones de toneladas, lo que significa un ratio de 400 mil toneladas de cobre concentrado por año”, pormenorizó.

Hizo hincapié que el tajo Ferrobamba, iniciado en el 2015, comenzó su producción comercial el 2016,  y que en 4 años ya está produciendo  alrededor de 600 mil toneladas por día,  procesando 145 mil toneladas.

Inversión, PBI  y regalías

Refirió que la inversión en todo el proyecto Las Bambas bordea los 10 mil millones de dólares, incluyendo la adquisición por  MMG. “Las Bambas tiene una participación de casi 0.85”  en el PBI peruano, y ha otorgado  regalías desde el 2016 hasta la fecha, por  un monto cercano a los 1,005 millones de soles”, destacó.

Indicó que en época normal cuenta con 6 mil empleados, número que se ha reducido por la pandemia, pero que conforme se supere esta situación, se retomará la población laboral de siempre.

“Y el crecimiento del PBI en ha sido de 16.4% en el 2019, comparado con el 5.5% promedio que se tenía hasta el 2004, y en el cual Las Bambas ha tenido una significativa participación”, remarcó.

Rumbo al 100 por ciento de producción

Manifestó que con la puesta en marcha de la reactivación económica, Las Bambas ha intensificado el reinicio progresivo de sus operaciones mediante el aumento progresivo  de personal y de otros servicios.

“A raíz del coronavirus, Challhuahuacho no tiene aún capacidad hotelera para alojar a nuestro personal bajo los protocolos sanitarios, pero pese a todos los inconvenientes podemos decir que estamos rumbo al 100% de nuestra  producción”, citó.

Resaltó que en Las Bambas, la industria minera tiene un chip mental bastante fuerte, de comportamiento rutinario, que les permite seguir estrictamente los protocolos y procedimientos de trabajo seguro, para reducir los riesgos de contagio del coronavirus.

“Se han realizado sistemas de planificación y monitoreo de más de 2 mil personas en la  unidad minera, que ahora está operando con 2,500 personas, de las 6 mil, que es el numero normal”, mencionó.

Lee también:  Proyectos mineros que deben ser impulsados por el Gobierno de Francisco Sagasti

Sistema digital de operaciones

Dio a conocer que alrededor del 20% del personal de Las Bambas está haciendo trabajo remoto, para el control del sistema de despacho de los camiones, de las palas y de las perforadoras.

“Estamos implementando un sistema de central digital de operaciones, en donde controlaremos, desde la mina, todas las operaciones de producción y de traslado hasta Matarani, ese es el objetivo para los siguientes meses. El personal ya no hará este control desde su casa, sino que todos juntos y bajo el distanciamiento exigido, controlarán la producción en la mina hasta su embarque en Matarani”, indicó.

Enfoque social es de suma importancia

Aseguró que en el desarrollo de Las Bambas, el enfoque social tiene un valor muy importante, partiendo de la sostenibilidad de sus operaciones. “Es un tema que involucra a todas las operaciones mineras en el mundo, y sobre todo las peruanas, pero más exclusivamente a Las Bambas por las particularidades que tiene en su desarrollo”, sostuvo.

Al respecto, fundamentó que el transporte de sus concentrados de cobre cruza 4 provincias:  Cotabambas y Grau, en ; y  Chumbivilcas y Espinar, en el Cusco, y todo lo cual involucra  14 distritos y 71 comunidades.
 
“Desarrollamos capacidades entre los comuneros de Fuerabamba para poder insertarse en la comunidad laboral, ya sea en Las Bambas o en otro tipo de industrias”, ponderó, tras añadir que otro grupo de 507 personas ya están listas para aquello.

Lee también:  En cartera existen 50 proyectos que pueden priorizarse

Ejes  de desarrollo socioeconómicos

Recordó que Las Bambas tiene bajo su ámbito económico social 13 ejes de desarrollo, y en lo cual se ha apoyado a la comunidad para que puedan ejercer labores de emprendimiento en diversos rubros.

“La gente de aquí tiene casi el 20% de los hoteles de Challhuahuacho, restaurantes, lavanderías y otros medios para su desarrollo económico. Y alrededor del 20% son  proveedores locales para Las Bambas”, explicó.

Manifestó que en Nueva Fuerabamba se han edificado más de 480 casas, con 650 m2 de área, en las que 500 m2 es  construida y 150 para  huertas;  y que además cuenta  con centros educativos de inicial, primaria y secundaria; centro médico; 5 iglesias para diversas religiones y zonas de distracción, como una plaza de toros y otra para carrera de caballos, etc.

“Las operaciones de Las Bambas en el distrito de Challhuahuacho, consideran los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, de los cuales 6 están relacionados al proyecto y 11 al gobierno, en temas de infraestructura”, anotó.

También dijo que generan ingresos económicos para que la gente, a través del desarrollo de  viveros forestales, a partir de la forestación y reforestación de las zonas aledañas a sus  operaciones. “Cada vivero requiere de unas 40 personas en promedio, y ya se tienen entre  24 y 26 viveros instalados”, acotó.

Asimismo, precisó que en desarrollo vial, entre el 2011 y  2014, se invirtieron  unos 200 millones de dólares para unir Las Bambas con Espinar, pasando por 33 comunidades. “Y ahora se está trabajando en el expediente técnico para la pavimentación del asfaltado definitivo de toda la ruta de transporte del concentrado, por un monto de 6 millones de dólares”, agregó.