Fundición de cobre

Los precios del cobre registraban el viernes su mayor caída semanal en un año, con un descenso acumulado de más del 7%, ya que los inversores temen que los esfuerzos de los bancos centrales por reducir la inflación frenen el crecimiento económico mundial y reduzcan la demanda de metales.

* Otros metales industriales también se desplomaban: el níquel bajaba un 13% en lo que va de semana y el estaño un 25%, su mayor desplome semanal desde al menos 2005.

* “Existe el riesgo de que se produzcan más pérdidas”, dijo el analista independiente Robin Bhar. “Parece que se avecina una fuerte desaceleración económica o una recesión”.

* El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajaba un 1,26%, a 8.305,50 dólares la tonelada a las 1133 GMT, después de haber tocado los 8.220 dólares, un descenso de casi el 25% desde el máximo alcanzado en marzo y su nivel más bajo desde febrero de 2021.

* Bhar dijo que el cobre, utilizado en la energía y la construcción, podría caer hacia su costo de producción, en torno a los 7.000-7.500 dólares, aunque la escasa oferta y el aumento de la demanda para su uso en la electrificación más adelante en la década elevarán los precios.

* El jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo esta semana que la entidad frenará la inflación, que se encuentra en el nivel más alto de los últimos 40 años, aunque esto haga subir el desempleo y suponga un riesgo de desaceleración económica.

* El crecimiento del sector manufacturero mundial se está desacelerando, en parte debido a las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus en el principal productor, China.

* En otros metales básicos, el estaño en la LME caía un 13,7%, a 23.285 dólares la tonelada. Los precios han bajado más de un 50% desde el máximo alcanzado en marzo. El níquel bajaba un 7%, a 22.365 dólares la tonelada, y tocó su nivel más bajo en cinco meses.

* El aluminio perdía un 0,6% a 2.463,50 dólares, y restaba más de un 1% en la semana; el zinc cedía un 2,4%, a 3.409,50 dólares, y descendía cerca de un 3% en la semana; y el plomo retrocedía un 1,6%, a 1.915,50 dólares, y se encaminaba a una pérdida semanal del 7%.

Fuente: Reuters