Carlos Claux (Buenaventura)

Desde su experiencia, Carlos Claux, director de Responsabilidad Social y Desarrollo en Compañía de Minas Buenaventura, compartió valiosos consejos para que otras empresas mineras también incorporen con éxito los criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) a su gestión, y puedan lograr la sostenibilidad de sus operaciones.

“El tema de definir una materialidad, definir genuinamente por qué uno se compromete con estos temas y vincularlo a la gestión de riesgos, me parece el combo perfecto para dar un primer paso”, indicó Claux, en el Jueves Minero, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

Desarrolló dicha idea empezando por el concepto de materialidad, que es necesario se tenga claro en las empresas, no solo de minería. Por ello, explicó que la materialidad consiste en el ejercicio que debe hacer una empresa para definir, según el giro de su negocio, cuáles son los temas más relevantes relacionados a los criterios ASG y será como su hoja de ruta.

Ver también:  Buenaventura logra recircular más del 98% del agua de sus operaciones de tajo abierto a nivel nacional

Respecto al segundo punto, que debe hacerse a la par, señaló que la empresa debe saber la razón de por qué hace ello. Para eso puede haber varias respuestas, una es que lo soliciten los inversionistas, pero eso no es suficiente, tiene que haber una razón intrínseca en la cultura de la empresa.

“Lo que hace que el inversionista valore y premie la gestión ASG es porque cuando tú gestionas bien estos temas, en la práctica estás reduciendo el riesgo y eso es algo que el inversionista valora mucho”, enfatizó Claux.

Por otra parte, instó a las empresas a no tener miedo de decidir incorporarse a los lineamientos ASG, ya que en el caso de las mineras formales, la mayoría ya tiene prácticas ambientales, sociales y de gobernanza. Sin embargo, de todas las actividades que la empresa realiza, hay pocas que se miden, y de esas pocas cosas que la empresa mide, hay aún más pocas que difunde. Por lo que sugirió prestar atención a esos dos puntos.

Ver también:  Buenaventura: Senace informa sobre la evaluación del EIA-d del Proyecto Yumpag Carama

“No hay que armar un muñeco artificial. Es simplemente poner en valor lo que haces, alinearlo a las tendencias y requerimientos globales que nos hagan sentido, y luego hay un esfuerzo grande para pasar a los otros niveles que son medir y difundir”, refirió Claux.

Fuente: IIMP