Petróleo, Depositphotos

Hace un año el precio del Brent (petróleo de referencia en Europa) y del WTI (petróleo de referencia en nuestra orilla del Atlántico) marcaba uno de sus precios más bajos de los últimos tiempos, y aunque el primer cuarto de 2021 cerró con una ligera caída con respecto a los máximos marcados en el primer tercio de marzo, lo cierto es que ambos tipos de crudo parecen haber recuperado de nuevo la senda alcista que ha marcado, en términos generales, la tendencia del último año.

En este momento el Brent cotiza ligeramente por encima del WTI, aunque ambos se mueven muy cerca de los 70 dólares, así que es posible que se superen los máximos de marzo, aunque como ya hemos visto en numerosas ocasiones, el futuro no está escrito.

Materias primas, de nuevo en el centro del juego geopolítico

Invertir en materias primas sigue siendo una de las actividades principales de aquellos que disponen de un excedente en su renta para poder dedicarla a estos menesteres, y no es para menos, ya que las materias primas energéticas vuelven a estar en el centro de los intereses internacionales, después de su particular annus horribilis.

El interés de China por asegurar el suministro de materias primas esenciales para afianzar su papel de potencia del siglo XXI espolea así mismo las inversiones en el sector petrolífero y minero en muchos países en vías de desarrollo, entre ellos el mismísimo Perú, que ya ha anunciado un ambicioso plan de aquí a cinco años.

Lee también:  Bloomberg Intelligence: plan de Perú Libre podría obstaculizar inversión en petróleo y minería

Una inyección mil millonaria para potenciar la industria minera

Durante el próximo lustro se espera una inversión anual de cerca de 6.000 millones de dólares en el sector minero peruano (en todo el sector minero, carbonífero incluido), eso al menos se desprende del último anuncio del Ministerio de Energía y Minas, y una buena parte de esa necesidad en nuevas inversiones se debe al interés de China en acaparar todo tipo de recursos mineros, no por nada en febrero la inversión china representaba hasta el 11 por ciento de los 500 millones invertidos en lo que llevábamos de 2021.

Y es que China continúa dependiendo en gran parte del carbón para generar electricidad -y si algo consume China en cantidades colosales es energía- a pesar de su compromiso de ser neutra en emisiones de CO2 para el año 2060, un objetivo extremadamente ambicioso teniendo en cuenta que actualmente emiten casi el 30 por ciento de los gases de efecto invernadero que están contribuyendo al cambio climático. Este movimiento de China a posiciones más verdes deberá ser tenida en cuenta por los inversores de todo el mundo, ya que la influencia del gigante asiático es global.

Lee también:  Petróleo: OPEP recibe pronóstico de crecimiento limitado en producción de Estados Unidos

Materias primas, ¿terreno para inversores?

Como ya se ha mencionado, las materias primas son uno de los sectores que más inversión atraen, y no es para menos, ya que a pesar de que productos como el petróleo o el carbón han sido y son la base de algunas de las multinacionales más grandes e influyentes del mundo, también requieren de una inversión previa enorme, y en algunos casos puede que dicha inversión no retorne, por ejemplo si una carísima prospección marítima no consigue localizar ningún yacimiento de crudo importante, y es ese alto factor de incertidumbre el que explica en parte su alta volatilidad.

Por ello no es raro encontrar este tipo de instrumentos en plataformas de trading online, y si se desea conocer más al respecto no está de más acercarse al canal de YouTube de un bróker de nuestra confianza, además de a la ingente cantidad de material de calidad que existe en la red, donde además de aprender sobre los distintos instrumentos se aprenderá sobre herramientas como el apalancamiento, algo muy recomendable si se quieren conocer algunos de los riesgos más importantes del trading online.

Lee también:  Producción de gas en mayo tuvo su mayor contracción en 11 años

Baja el precio del balón de gas nacional

Bajando ya a la esfera plenamente nacional, se espera que la bombona de gas licuado de petróleo baje de precio, gracias sobre todo a su caída en los mercados internacionales, ya que en este caso la producción nacional se queda lejos de poder cubrir la demanda de gas de los peruanos. En cualquier caso siempre es una buena noticia para el ciudadano de a pie que el gas que utiliza para cocinar y calentar la casa baje, aunque sea de forma modesta.